Vierten aguas cloacales sin tratar a la bahía de San Julián

Se trata de un problema que lleva tiempo sin resolverse, con las consecuencias medioambientales que implica para la naturaleza y los vecinos.

Pasa el tiempo, y el vertido descontrolado de efluentes cloacales en la bahía de Puerto San Julián sigue siendo un problema medioambiental y una amenaza a la salud de los vecinos.

Los piletones dónde debe tratarse el agua cloacal para separar los desechos no funcionan.

Ello implica que la misma se dirige sin filtro alguno a la bahía donde los vecinos nadan, pescan y navegan a diario.

Estos piletones deberían funcionar con unas balsas purificadoras que cumplen la función de oxigenar el agua a tratar.

Si funcionarán dichas balsas, el agua servida desembocaría en la bahía con la menor cantidad de elementos contaminantes posibles.

Lo cierto es que dicho mecanismo nunca funcionó.

La empresa que se debería encargar por solucionar esté problema grave, SPSE, bajo la gestión de Nelson Gleadell, nada está haciendo al respecto.

En los últimos días las quejas de los vecinos se multiplicaron en relación al fuerte olor de efluentes cloacales en lugares como la cascada, debido a que la marea estaba baja.

Recién al día de hoy, luego de visibilizar esté problema en redes sociales, apareció el gerente local de SPSE, Martín Torres, para decir que es un problema que será solucionado en el corto plazo.

El silencio de las autoridades municipales también es elocuente al respecto.

Pues no advierten que la bahía donde a diario se pesca y navega es utilizada como un vertedero de basura cloacal que atenta contra la salud de los sanjulianenses.

Comments

comments