UNA VEZ MAS el temporal azota a unos pocos

Tal y como lo pronosticara el Servicio Meteorológico Nacional, durante el día y gran parte de la noche del domingo, la localidad ha sido azotada por lluvias constantes, acompañadas por vientos fuertes hacia el final del día y madrugada.

Para muchos quizás fue un sonido placentero en el techo; para otros significó casi una pesadilla.

Tal es así que vecinos del barrio 25 de Mayo, más precisamente en la intersección de las calles 12 de Octubre y Pueyrredón; debieron realizar un llamado de ayuda a los Bomberos dada la gravedad de la situación.

Según sus versiones, y tal como lo muestra el registro fotográfico que se encuentra al pie de esta nota, el nivel del agua comenzó a subir a una velocidad que no daba tregua peligrando así la seguridad de las viviendas allí localizadas.

Ante la desesperación, y sin saber a quién acudir, uno de los vecinos afectados llamó a los Bomberos quienes afortunadamente arribaron al lugar en cuestión de minutos. Luego de un arduo trabajo de limpieza de residuos que habían sido arrastrados por el agua, lograron descubrir el desagüe; despejando así rápidamente calles y veredas inundadas.

Frente a este tipo de situaciones; donde la adversidad del clima no perdona, es inevitable preguntarse cómo es posible que cada vez que haya este tipo de temporal (evento que no sucede a menudo); ocurra lo mismo.

Se desconoce a ciencia cierta cuales son las explicaciones del gobierno municipal, lo que sí se puede afirmar es que un desagüe obstruido debe ser algo simple de solucionar; y si no lo fuera y requiere de un mayor análisis e inversión, debe ser abordado de manera urgente para que, ante otro fenómeno como éste, los vecinos no sientan la incertidumbre y la impotencia de no saber si el agua ingresará a sus casas de un momento a otro.

No es la primera vez que esto sucede; en otras oportunidades incluso el agua ha ingresado a las viviendas que se encuentra en la parte más baja de la calle Pueyrredón.

Lamentablemente, los vecinos sienten que; al no haber pasado a mayores, se minimiza el problema y no se le da la importancia que requiere. Como consecuencia de esto, son ellos quienes deben involucrarse cada vez que esto sucede, ante el miedo de perder sus bienes materiales; poniendo en riesgo así su integridad física dado que se introducen en el agua sin herramientas ni elementos de seguridad personal, simplemente buscando quitar todo tipo de obstrucción.

“Reflexionando sobre el título de la presente nota y a modo de cierre, es claro que son unos pocos los que se ven afectados por el temporal. Pero no solo son pocos, sino son siempre los mismos; y es esto ultimo lo mas grave, sin duda alguna.
Ellos realmente esperan que quienes deben tomar cartas en el asunto lo hagan de manera inmediata y que esta sea la ultima vez, y no una más”.
Personal de Bomberos destapando el desagüe
Personal de Bomberos destapando el desagüe

Comments

comments