Una murga surge en Puerto San Julián: La argentinidad al palo

Se trata de un grupo de murga encabezado por Matias Pelayes un joven bonaerense que arribó a tierras sanjulianenses con experiencias y saberes sobre el tema a sus espaldas.

Se juntan a practicar y ensayar en una construcción ubicada entre el cementerio y el basural municipal, cedida por la comunidad boliviana para ese fin específico.

Un grupo de murga apareció en Puerto San Julián. Se llama La argentinidad al palo, y busca cultivar y revolucionar el genero en la localidad.

El conjunto surgió hace poco, Matias el joven fundador es oriundo de Buenos Aires. Allí acumuló experiencia en este estilo musical, firmemente identificado con los festejos de carnaval.

Actualmente se juntan a practicar y ensayar en una construcción sin techo cedida por la comunidad boliviana para esos fines, que se encuentra entre el cementerio y el basurero municipal. Este lugar es vital para protegerlos del viento que a veces suele correr por la ciudad.

Con la llegada reciente de 19 instrumentos ya suman 33 en total. 20 de ellos son nuevos, aclara el líder de la murga. Quien, a su vez, dijo que también se cuenta con varios integrantes de ambos sexos.

«Tengo palillos, bombos, galeras y guantes. Queremos ser una murga bien armada» agregó el fundador de La argentinidad al palo. Por su parte, también subrayó que cuentan con trajes celeste y blanco, los cuales pueden ser personalizados por cada integrante como guste.

El grupo de murga no pudo estar presente en el último carnaval. Sin embargo, estuvo presente en la marcha por el femicidio de Zulma Malvar por medio del aporte de la percusión que musicalizó la manifestación.

Comments

comments