Un programa de radio que le inyecta punk y alegría a Puerto San Julián

Se llama Quien quiera oír que oiga y es transmitido por FM Bahía todos los domingos de 22 a 24 horas.

El Divergente habló con Leandro Fuentes, uno de los conductores de este programa, una leyenda viva que cumple 12 años el próximo 9 de enero.

Logo del programa «Quién Quiere Oír Que Oiga»

En la oferta radial limitada y no muy variada que existe en Puerto San Julián, hay un programa que ofrece al público lo mejor de la música punk nacional e internacional además de momentos de máximo humor.

Este show se llama Quien quiera oír que oiga, se transmite todos los domingos de 22 a 24 horas por FM Bahía y es conducido por Leandro Fuentes y Jorge «torrente» Behm, también conocido como «El pelado».

El programa cumplirá 12 años de emisión el próximo 9 de enero. Se trata sin dudas de una leyenda viva en el espacio radiofónico sanjulianense.

Leandro Fuentes habló con El Divergente sobre algunos temas relacionados a este show, a la música punk y anécdotas.

Comienzos en la radio

En primer lugar contó que él comenzó desde joven con la radio. Antes de Quién quiera oír que oiga hacía otro programa llamado «Un lugar para juntarnos» en Radio marea, desde la Escuela 9, cuando tenía entre 15 y 16 años.

Leo junto a El Pelado Behm

Leo recordó con gracia esa época: «las tandas eran cada una hora y usábamos casette para grabar el programa».

También relató que usaban CDs grabados para poner la música y cuando se rayaban tenían que saltar la compactera.

Eran otros tiempos en los que resultaba difícil acceder a una computadora y se las arreglaban con pocos recursos y la poca tecnología analógica disponible.

El programa

En la actualidad Fuentes asume que no manejan mucho la tecnología disponible, pero su programa es emitido vía web desde el sitio de FM Bahía.

Es gracias a Internet que el programa se hizo conocido más allá de las fronteras de Puerto San Julián, llegando a oyentes de Córdoba, La Plata, Caleta Olivia y Ushuaia, por poner tan solo algunos ejemplos.

Quién quiera oír que oiga ha hecho una gran contribución para popularizar a Puerto San Julián como la capital nacional del Punk, pues fue gracias al programa que esté género musical se hizo tan popular en la localidad.

Leo Fuentes confirmó ello, y también contó que la ciudad es mencionada por la banda Embajada Boliviana como capital del Punk.

A su vez, expresó que el formato del programa es ese, transmitir música de ese género a los oyentes, y que no va a cambiar aunque se remodelen aspectos secundarios del contenido.

Cuando pueden, Leo dijo que organizan recitales acústicos de bandas locales y de afuera que visitan la localidad. «Tenemos buen sonido».

Más allá de la difusión de bandas nuevas («Es más fácil encontrar bandas en la actualidad» contó Leo) también suelen pasar muchas de sus favoritas, como Dos minutos, A77aque, Bulldog, Embajada Boliviana y Sin Ley, entre otras.

Además de Leo Fuentes y el pelado Behm, otras personas han sido y son habitues de Quién quiera oír que oiga. Entre ellos sobresalen, El Corto , Carlitos, Lucho, Pantera , el negro Horacio y Franco, entre otros.

Anécdotas

A lo largo del recorrido del programa en estos casi 12 años, Fuentes recuerda algunas anécdotas, como a Poto un amigo que siempre estaba afuera del estudio dónde graban en programa y les hacía el aguante de forma casi religiosa.

U otras historias, como la vez que una oyente les envío a modo de agradecimiento una torta desde Río Gallegos, o varias ocasiones en las que se han hecho pogos afuera del estudio mientras sonaba la música.

Audiencia de lo más variada

A lo largo del tiempo que existe Quien quiera oír que oiga, el programa se hizo muy popular en distintos sectores de la población local. No solo de jóvenes y fanas del Punk, sinó también remiseros y gente de edad avanzada que comenzó a escuchar el programa por sus hijos, contó Fuentes.

Punk y humor durante la cuarentena

Durante el tiempo que duró la larga cuarentena de 2020 debido a la pandemia del COVID-19, tuvieron que suspender las emisiones debido a las dificultades que había para moverse, pero cuando se flexibilizó el horario empezaron a transmitir los domingos por las tardes.

LF relató que las emisiones que tuvieron lugar en esos momentos del año pasado contribuyeron no solo a la difusión de la música Punk, sinó también a darle a la gente, hastiada por una realidad que había cambiado para peor, un momento de humor sin igual en la localidad.

Sobre lo que es tocar música, Leo no se siente músico, pero dijo que ha tocado varias veces la guitarra y el bajo con sus amigos.

Quién quiera oír que oiga se transmite todos los domingos de 22 a 24 horas por FM Bahía, transformando en cada emisión un momento bajo y depresivo como lo es el domingo a la noche en un tiempo para la música punk, el compañerismo y el humor.

Comments

comments