Solidaridad con un varado sin techo ni dinero para subsistir.

Se llama Hugo Andrés Vides. Tiene 32 años y es de Salta.

Precisa de ayuda urgente por parte de la comunidad sanjulianense. No tiene dinero ni trabajo para pagar el viaje de regreso a su provincia natal.

La pandemia del COVID-19 y la cuarentena cambiaron la vida de todo el mundo. La peor parte de este cambio, sin duda, se la llevan aquellas personas que no cuentan con ningún medio ni redes de contención para afrontarlo, y se encuentran lejos de su casa.

Es el caso de Hugo Andrés Vides. Un joven salteño que viajó desde Salta a Santa Cruz por un trabajo como guardia de seguridad privada en Gobernador Gregores, empleado por una empresa del rubro que opera en Rio Gallegos.

Las circunstancias le jugaron una mala pasada. En Gregores tuvo un accidente automovilístico. La camioneta que manejaba volcó. Su acompañante resultó herido. La policía lo arrestó porque se resistió a la orden de ir a declarar a la comisaria. Pero Hugo solo quería esperar a que la ambulancia se llevara a su compañero lastimado.

Por esta cuestión lo trasladaron a San Julián para que cumpliera prisión preventiva bajo la figura de desacato a la autoridad desde septiembre hasta el día de ayer que lo liberaron. La feria judicial, la burocracia y la pandemia prolongaron una estadía injustificada en la cárcel.

Cuando regresó al lugar que alquilaba para vivir mientras trabajaba, se encontró con que sus pertenencias fueron apropiadas por la dueña que vendió la propiedad. También fue despojado de su trabajo precario. Una desgracia tras otra.

Hugo no cuenta con recursos económicos para rehacer su vida en Santa Cruz. Contó a El Divergente que piensa volver a su provincia natal hacia fines de este mes y una vez allí, empezar de cero nuevamente.

Por fortuna, la solidaridad en la comunidad se materializó en una familia sanjulianense que le tendió la mano y, gracias a esa acción, Hugo Andrés podrá comer y dormir bajo un techo al menos por hoy. Esta situación provisoria le ayudará a contemplar serenamente las alternativas para la nueva etapa de su vida que comenzará en Salta.

Si bien este joven varado encontró alojamiento y comida por una noche, y regresará a su provincia en el plazo de una semana, en los días que lo separan de su futuro viaje necesita la ayuda de los vecinos, empresas e instituciones, ya sea por medio de dinero o trabajo, para pagar un alojamiento y comer mientras se encuentre en San Julián y financiar su vuelta a la tierra que lo vio nacer.

Si querés ayudar a Andrés, comunícate al celular 3872156227, o también podés hablar con la familia que le dio cobijo esta noche en el siguiente link.

Comments

comments