Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) la iniciativa “Primer Empleo” solo reemplaza un trabajador por otro.

Aseguran que las exenciones y subsidios a empresas pueden generar “sustitución de un tipo de trabajador por otro”.

Un informe presentado por la organización en 2015 “¿Qué sabemos acerca de los programas y políticas de trabajo en América Latina?” (traducido), analizaba los tipos de políticas públicas que se han venido desarrollando para dar soluciones al problema del desempleo de los más jóvenes en la región.
La OIT en su informe menciona cuatro tipo de políticas públicas que han llevado adelante gobiernos latinoamericanos que han sido: pasantías, capacitación, programas y legislación especial y subsidios a empresas que contraten jóvenes para su plantel de personal.
Al parecer esta última es la modalidad elegida por Mauricio Macri quien anunciara que mandará un proyecto de ley de “Primer Empleo” basado en otorgar subsidios y exenciones a las empresas que realmente brinden esa posibilidad de trabajo.
Al realizar la OIT una evaluación de estos tipos de políticas públicas arriba a la conclusión de que la efectividad de las mismas está por verse; en varios países de la región se han intentado y no han prosperado.
“Se debe tener cuidado de no generar incentivos equivocados con posibles efectos de desplazamiento o sustitución de un tipo de trabajador por otro y en evitar posibles tratos discriminatorios contra los jóvenes” finaliza advirtiendo la OIT, organismo dependiente de la ONU.
En la década de los 90, en Argentina se pusieron en marcha planes especiales con quitas de impuestos y otros beneficios a las empresas para generar empleo, que no lograron reducir la desocupación

Comments

comments