Se llevó a cabo segundo bocinazo contra el decreto en Puerto San Julián

Imagen correspondiente al segundo bocinazo en la semana contra el decreto nacional.
Imagen correspondiente al segundo bocinazo en la semana contra el decreto nacional.

Participaron decenas de autos. Más allá de la apertura del gobierno provincial para volver a horarios más flexibles siguen con su reclamo, en parte alentados por medios locales.

Siguen las críticas de vecinos en redes sociales a los comercios por precios elevados y poca disposición a adaptarse a las nuevas medidas.

Ayer se llevó a cabo el segundo bocinazo contra el decreto de prevención de COVID-19 en las calles de Puerto San Julián. La manifestación contó con una participación mayor que la anterior, llevada a cabo hace tan solo unos días.

Citados a las 18 horas en la avenida San Martín y la calle Piedra Buena, decenas de autos dieron vueltas por el centro de la localidad para manifestarse contra el decreto nacional implementado en la provincia, que reduce los horarios de circulación y actividad comercial hasta las 18 horas.

La protesta fue organizada por comerciantes autoconvocados en representación de un sector golpeado y ahogado en deudas por la pandemia en curso y las restricciones del pasado año que, alegan, se perjudica mucho aún más con la vuelta a la fase 1.

Hecho consumado

Si bien, como respuesta a la reprobación de la implementación del decreto reflejada en marchas y desobediencias en algunos municipios, el gobierno provincial había decidido volver a la metodología anterior por medio de la elaboración de un índice epidemiológico por municipio que dé márgenes de flexibilización de los protocolos anti COVID-19 en aquellos estados locales con situación estable o a la baja de contagios, la demostración se llevó a cabo de todas maneras.

El éxito del bocinazo mucho le debe a algunos medios de comunicación locales, que no le dieron debida difusión al anuncio del gobierno provincial y alentaron a los vecinos a participar en la manifestación cuando la resolución del conflicto ya estaba consumada.

Voz disonante

La voz disonante en el consenso aprobatorio a la agitación de la clase media y alta comerciante, del cual hasta el intendente Gardonio forma parte, la representan algunos vecinos que, de forma inorgánica, encuentran canales de expresión en las redes sociales para criticar tanto el accionar tiránico de la inflación cada vez más alta en los precios de productos a la venta ofrecidos por muchos comercios locales como la poca disposición de estos para la adaptación a los nuevos horarios, dispuestos por razones de fuera mayor.

Comments

comments