Puerto San Julián, en alerta por robo de cajas de ahorro vía clonación de chips

Alertan por robo de cajas de ahorro via chips clonados.
Alertan por robo de cajas de ahorro via chips clonados.

Los delincuentes utilizan chips clonados en base a datos personales recolectados por medio de falsos formularios para dicho cometido.

En una semana hubo una decena de casos en la localidad y en otros municipios como Río Gallegos y El Calafate ¿Cómo funciona esta modalidad de robo?

Una ola de ciberdelincuencia azota a Puerto San Julián, Río Gallegos y El Calafate, pues en una semana han tenido lugar una decena de robos a cajas de ahorro.

La modalidad detrás de los casos es mediante la clonación de tarjetas SIM, los chips de celulares, a partir de la recolección de datos personales por distintos medios digitales.

Modus operandi

Esta operación es posible gracias al acceso a datos privados que la gente suele visibilizar en formularios que muchas veces cualquier llenan en internet mediante redes sociales o páginas web.

Según lo rescatado por medios provinciales y difundido por las victimas, los delincuentes concretan esta modalidad de robo utilizando los datos extraídos para llamar a la proveedora de servicio de telefonía y pedir un cambio de chip. Una acción que deja sin funcionar la tarjeta SIM original y, por ende, sin servicio a la victima.

En paralelo, los ladrones, con el chip clonado, potencian su acceso a los datos personales hasta llegar a los bancarios. En esta fase es cuando comienza el saqueo.

Las experiencias contadas por quienes fueron robados de esa manera, explicaron que, posteriormente a esta desconexión operada por los ladrones, cuando accedieron nuevamente a internet por medio del wi fi, les llegaron notificaciones sobre movimientos en sus cuentas bancarias, dando fe así de que los amigos de lo ajeno ya se habían apropiado de sus ahorros.

Descuido compartido

La mayoría de las victimas tienen sus cajas de ahorro en el Banco Santa Cruz. Aunque la responsabilidad también atañe al resto de las entidades bancarias y empresas proveedoras de telefonía celular por no ofrecer más regulaciones que controlen la proliferación de esta modalidad delincuencial.

Sin embargo, el ciudadano promedio con cajas de ahorro debería manejarse con cuidado a la hora de sentir el impulso o tener la necesidad de volcar sus datos personales, en especial los relacionados a telefonía y banca, en los abismos del ciberespacio, en cuya oscuridad esperan oportunistas ávidos de consolidar ingresos económicos a expensas de la ingenuidad y el descuido de sus victimas.

Comments

comments