Petroleros de Santa Cruz responden dichos de Grabois sobre drogadicción entre trabajadores del sector

El secretario general de petroleros privados, Claudio Vidal, respondió a Grabois.
El secretario general de petroleros privados, Claudio Vidal, respondió a Grabois.

El secretario general de los jerárquicos, Llugdar, dijo que «no hay que darle entidad a alguien que nunca trabajó», mientras que el líder sindical de los privados, Claudio Vidalm expresó su repudio.

Las polémicas declaraciones del líder de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Juan Grabois, que arrojaron luz sobre un aparente nivel alarmante de adicción a los estupefacientes por parte de los trabajadores petroleros, despertó la indignación de los secretarios gremiales del sector en Santa Cruz.

El secretario general de los trabajadores privados, Claudio Vidal, expresó su repudio a los dichos y agregó que no es la primera vez que quieren difamar a los trabajadores petroleros.

Vidal aseveró en una carta pública que «tratar de «faloperos» a los petroleros es una ofensa que de ninguna manera se puede permitir». Y llamó a Grabois a reconsiderar sus palabras, pues, agregó, sabe bien lo que es la estigmatización en relación a la violencia cotidiana que suelen sufrir a diario los trabajadores informales que representa en la UTEP.

El secretario general de los jerárquicos, José Dante Llugdar, fue mas duro con el dirigente social, e invitó a no darle entidad a las declaraciones de «alguien que nunca trabajó». También dijo que habló sin conocer el esfuerzo y empeño de los trabajadores del sector petrolero.

¿Qué dijo Juan Grabois?

Para recordar, Juan Grabois había dicho que la mayoría de los trabajadores petroleros gastan en drogas, alcohol y otros vicios una parte importante de su salario, que supera de forma holgada el promedio nacional, y es equiparable al de los mineros, los banqueros, camioneros y aceiteros (la llamada «aristocracia obrera»).

El líder de los trabajadores de la economía popular también afirmó que de ese dinero que se gasta en casinos y dealers, poco y nada queda en las localidades porque se va para sectores ilegales, como el narcotráfico, o que casi no pagan impuestos gracias a políticas que auspician la inversión a cambio de tasas impositivas generosas con los capitales que entran a muchos municipios petroleros, como los casinos.

Se trataron de declaraciones que arrojan luz sobre una problemática que existe. No obstante, al ser vertidas con liviandad y sin establecer matices frente a lo que es un recorte, preocupante, pero recorte al fin, de la realidad, provocaron una reacción esperable de los sindicatos, cuyos secretarios parecen decididos a no tolerar ninguna estigmatización.

Comments

comments