Para ello ha puesto a trabajar al titular de la Pastoral Social Monseñor Jorge Eduardo Lozano.

La relación entre el Sumo Pontífice y el Gobierno que encabeza Mauricio Macri no parece tener retorno y se encuentra en uno de sus peores momentos. Las señales que reciben los interlocutores que le quedan a Macri con el Papa no son para nada buenas, se comenta que Francisco suele mencionar que “le molesta la tilinguería del PRO”.
Pretende el Pastor de la Iglesia Católica unir a los Movimientos Sociales de la Argentina, ya sean kichneristas o antikirchneristas, lo que algunos consideran como el segundo capítulo luego de la reunificación de las CGTs, estrategia que fue seguida por el Papa permanentemente desde hace más de un año.
Para llevar a cabo su objetivo Francisco encomendó tareas al Presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, monseñor Lozano, quien en las próximas semanas reunirá en la Capital a representantes de los Movimientos Sociales.
Lozano encabezará la Conferencia Episcopal a fines de mayo en Mar Del Plata y luego de esto piensa hacer un acto con los Movimientos Sociales en Santa Fe, con la finalidad de organizarse para resistir el avance del actual modelo económico sobre las clases más vulnerables. Se dice que Lozano ya habría tenido contacto con Gabriel Mariotto, Luis D’Elía y el titular de Quebracho, Fernando Esteche, quienes le habrían presentado un nuevo partido “Tierra, Techo y Trabajo”.
Francisco ha hecho conocer su enojo por el “revanchismo” que nota en el accionar de Macri y cada vez que puede le envía “mensajes” haciéndole saber su preocupación por el modelo económico que lleva adelante.
Ya se advirtió que no vendrá este año a la Argentina. Desde que asumió el papado se decía que en 2016 vendría a nuestro País pero eso ya se descartó. En los próximos días el Papa recibirá con sumo agrado, luego de varias invitaciones, a la titular de las Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini.

Comments

comments