Murió Ernesto Hugo Peirone, vecino muy querido de Puerto San Julián

Imagen de Ernesto Hugo Peirone.
Ernesto Hugo Peirone.

La mala praxis de una simple operación de varices en el Hospital Distrital complicó su salud y tuvo que ser derivado a Caleta Olivia, donde falleció cuando se encontraba en terapia intensiva.

Sus familiares, amigos y alumnos, sin salir de la conmoción generada por el triste hecho, lo despiden afectuosa y sentidamente en las redes sociales.

Murió un vecino de Puerto San Julián por mala praxis en una operación quirúrgica realizada en el Hospital Distrital.

La victima de la negligencia médica fue Ernesto Hugo Peirone, docente y vecino muy querido de la comunidad sanjulianense.

Victima de mala praxis

Ailin Peirone, su hija, relató en las redes sociales, momentos previos a su fallecimiento, el increíble y lamentable giro que tomó su vida y la de su padre. Con quien hace tan solo dos días disfrutaban de un paseo juntos por las playas de San Julián.

Una operación de varices a la que tenía que someterse complicó todo. Los cirujanos hicieron mala praxis y, por falta de un recurso básico como la sangre, tuvieron que trasladar a Ernesto a Caleta Olivia para que recibiera la atención que necesitaba.

Según contó su hija, en el hospital lo único que le dijeron fue que a su padre se le había desatado una de las suturas. Lo que pudo haberse tratado de una mala maniobra. Esa negligencia provocó que perdiera mucha sangre.

Las explicaciones esgrimidas en el Lombardich no estuvieron a la altura de las circunstancias («no entendieron lo que pasó»). Ailín también señaló la mala atención recibida por el personal del hospital, quienes le daban respuestas confusas y escuetas o directamente no le respondían a sus consultas sobre el estado de Ernesto, antes de que surgiera el desgraciado inconveniente.

Una vez en el hospital de Caleta Olivia, Ernesto seguía en estado grave, por lo que tuvo que ser llevado a terapia intensiva con el objetivo de recuperar sus signos vitales, pero fue demasiado tarde. Falleció en el día de hoy y el dolor entre sus seres queridos es grande y sorpresivo. Tardará en volverse tolerable.

Sentida despedida en redes sociales

Su hija, otros familiares, amigos y alumnos lo recuerdan con tristeza pero suma gratitud por la huella que dejó como persona y como profesor.

Uno de sus ex alumnos resaltó su experiencia teniéndolo como docente; «Gracias por todo lo que nos dejaste (…) gracias por enseñarnos a ser críticos y transgresores. Por enseñarnos a hacer ruido si queremos que las cosas cambien. Te recordaré toda mi vida o lo que quede de ella«.

Otra alumna lo recordó en redes por su dedicación con los chicos cuando fue profesor y compañero, por cada palabra de aliento en sus peores momentos estudiantiles y por incentivarla a comenzar en la escritura y la música.

Comments

comments