Municipio decretó aislamiento obligatorio para quienes vengan de Río Gallegos

El brote de COVID-19 en la capital provincial motivó la medida de aislar por 14 días a los que provengan de ella, salvo actividades esenciales.

También se restringe el movimiento sin certificado habilitante de vecinos más allá de los límites de Puerto San Julián.

El gobierno local decretó una medida puntual de aislamiento para los habitantes de la provincia que provengan de Río Gallegos y la restricción del movimiento fuera de San Julián. Las cuales se suman a la continuidad del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO).

El aislamiento obligatorio para los que provienen de la capital nacional debe ser de 14 días. Quedan exceptuadas aquellas personas que cumplen con actividades esenciales. En todo caso, antes de llegar a San Julián, deberá informarse al Comité Operativo de Emergencia local sobre el arribo.

El municipio también decretó la prohibición de la circulación de las personas alcanzadas por la medida de distanciamiento social por fuera de los límites de la localidad, salvo que posean los certificados únicos habilitantes para circular en el marco de la emergencia por el COVID-19 emitidos tanto a nivel nacional como provincial acompañado de una declaración jurada de salud emitida conforme las normas reglamentarias respectivas.

Estas medidas de restricción adicionadas son consecuencia del brote de COVID-19 que tiene lugar en Río Gallegos. Donde hasta el momento se cuentan 176 casos positivos.

El decreto ratifica la continuidad de las medidas y protocolos asociados al DISPO; reuniones familiares/sociales y practicas deportivas en lugares públicos y privados de hasta diez personas, distancia de dos metros entre cada vecino, cierre de cines, teatros, clubes y centros culturales y prohibición tanto de transporte de pasajeros interurbanos como del turismo.

Comments

comments