Municipales enojados por desigual reparto de módulos en municipalidad de Puerto San Julián

El centro administrativo de la municipalidad, comprometido por las distintas causas de la sociedad civil pero desentendido de los reclamos laborales internos.
El centro administrativo de la municipalidad, comprometido por las distintas causas de la sociedad civil pero desentendido de los reclamos laborales internos.

Acusan al gobierno local de trato selectivo y condicionado respecto a los aumentos de categorías por desempeño.

El gobierno municipal se encuentra bajo la lupa debido a acusaciones ligadas a que ejerce un trato selectivo y políticamente interesado en relación a la asignación de módulos o aumentos de categoría a los trabajadores municipales.

Los módulos son asignados por el ejecutivo local a los empleados según su desempeño.

En teoría, quienes mas eficiencia y compromiso demuestran con el buen funcionamiento de la organización o administración municipal deberían ser quienes más categorías ascienden.

Sin embargo, en Puerto San Julián, donde las autoridades que gobiernan son de un espacio político que se dice honestista, transparente y justo, se repite el vicio político de asignar premios y castigos según preferencia política o amigos y enemigos que envician los mecanismos de selección.

De esta manera, en esta semana, en especial el día de hoy, se visibilizaron en medios locales muchos casos de empleados municipales disconformes con los módulos recibidos, pues consideran que lo receptado es una cantidad que no se condice con el esfuerzo y trabajo realizado durante los últimos años.

En paralelo al destrato recibido, señalan que el mismo gobierno municipal reparte una cantidad mayor de módulos, en muchos casos, a quienes en mas de un caso no se han desempeñado de manera óptima ni mucho menos pero por no quejarse o estar alineados al grupo político de las autoridades o los funcionarios que responden a ellas reciben tales beneficios.

Hay casos de trabajadores municipales que han salido a hacer trabajo presencial durante la peor parte de la pandemia, cuando el Decreto de Necesidad y Urgencia avalaba el que pudieran hacer su actividad laboral a distancia, pero así y todo recibieron una cantidad menor de módulos que quienes hicieron uso pleno de dichas facultades que la normativa otorgó durante casi todo el año 2020 a los empleados públicos.

Carta blanca a los funcionarios

Distintas fuentes informadas sobre la cuestión indicaron a El Divergente que este reparto arbitrario se dio de acuerdo a la mirada de los secretarios y directores del gobierno local, a quienes el intendente dio carta blanca para que manejen ese tema.

Asimismo, señalaron que hay funcionarios que utilizan el reparto de módulos en un formato de premio para quienes son los más obsecuentes y castigo para los que plantean quejas y objetan situaciones, decisiones y formas de ejecutar las mismas.

Comments

comments