Malestar de enfermeros en el Hospital Distrital.

Hospital distrital
Hospital distrital

Personal de enfermería manifestó preocupación con «decisiones y medidas que afectan el buen desempeño de los servicios».

El malestar se extiende a otras áreas del hospital.

El Hospital Distrital Dr. Miguel Lombardich viene pasando por turbulencias internas que complican su buen funcionamiento.

Una de las manifestaciones del malestar se refleja en un grupo de enfermeros que han expresado su inquietud por manejos que vienen dándose en el sector de Enfermería.

Estos enfermeros señalan que en el área de vacunación se toman medidas y decisiones sin poseer los conocimientos necesarios sobre inmunizaciones que ponen en riesgo la salud de los recién nacidos. Pues no se tienen en cuenta las recomendaciones de los responsables del área.

También denuncian que el personal de enfermería es victima de una situación caracterizada por la lucha de poder de parte de sectores ligados a la jefatura del sector.

Mientras los enfermeros se realizan a diario su labor de cuidar y curar pacientes, reciben maltratos y amenazas de personas allegadas a estos sectores que buscan modificar los objetivos y políticas del área.

El disenso y la crítica sobre las cuestiones que quieren modificarse en la jefatura son reprendidas con quitas de guardias, descuentos salariales «por error» y cambios de sectores sin justificación alguna que favorecen a quienes están alineados con los que proponen las reformas.

La situación también se reproduce en otras áreas del hospital (médicos, obstetras, entre otros) que están inmersas en una dinámica similar de puja por el poder.

Los enfermeros expresaron este escenario de maltrato y persecución por medio de una carta dirigida a la directora de Enfermería, María Inés Basualdo.

Dado el carácter general que está tomando la tensión, el documento fue ampliado y enviado también a los ministerios provinciales de Gobernación y Salud.

El conflicto se suma a otras fuentes de discordia existentes en el hospital distrital relacionados al mal funcionamiento del sistema de atención al público y solicitud de turnos. Desbordado a causa del escaso personal y los recursos limitados dedicados para esta función.

Comments

comments