Los riesgos de ejercer varios cargos públicos en Puerto San Julián

Ilustración del Leviatán de Thomas Hobbes.

Mario Piero Boffi no solo es concejal, también ocupa la presidencia del Concejo Deliberante, la Agencia de Desarrollo y el FOPESAN.

Nada en el campo de las leyes provinciales y ordenanzas municipales indica que sea ilegal, pero se trata de un caso de concentración de poderes que puede condicionar decisiones y políticas en dichos ambitos, con sus consecuencias en la sociedad civil.

La concentración de poder, ya sea este político o económico, es algo que sucede de manera frecuente en todo el mundo, sin importar el sistema político que impere, pero no por eso se trata de algo saludable para la vida democrática.

Puerto San Julián no es la excepción. Ya tuvo lugar el caso del intendente Antonio Tomasso, quien a la vez de ocupar la cabeza del ejecutivo municipal también controlaba en paralelo el principal medio de comunicación de la localidad así como otras empresas de su holding.

Un nuevo caso de concentración de poderes lo representa el concejal Mario Piero Boffi, quien además de ser legislador municipal por la Unión Cívica Radical, preside el cuerpo legislativo local, la Agencia de Desarrollo y el Fomento Pesquero de Puerto San Julián (FOPESAN).

Legalidad que puede dar paso al condicionamiento de las instituciones

No hay ningún aspecto legal que impida esta dinámica así como tampoco hay trabas al interior de estos ambitos que lo impidan. El concejal fue elegido por algunos de sus pares en cada una de estas instituciones como su nueva máxima autoridad.

El mismo dijo en declaraciones radiales de hoy a La Mañana Líder que fue elegido como presidente del HCD por dos votos y su condición de candidato a concejal que sumó más votos en las elecciones para legisladores comunales de 2019, lo que desempató una elección ajustada.

En la Agencia de Desarrollo, siendo representante por la bancada minoritaria del HCD, fue elegido como nuevo titular por el voto de sus pares. Lo mismo en FOPESAN, donde oficia de representante de la Agencia de Desarrollo. Una concatenación fortuita para el político radical que lo ubicó en posiciones de liderazgo.

Sin embargo, más allá de toda la legalidad y la democracia que lo posicionó como máximo representante de estas instituciones ¿No representa algo riesgoso para el funcionamiento de las mismas y las decisiones que se tomen allí el que compartan una misma autoridad?

Hecho antietico

El que una misma persona ocupe varios cargos ejecutivos en instituciones de caracter público se advierte como hecho antietico que debilita a la pluralidad de perspectivas y propuestas que surgen en ellas.

Espacios que deberían tener una apertura indisoluble a la sociedad civil en lo político, social y económico, como lo son el Concejo Deliberante y la Agencia de Desarrollo, o al sector pesquero en particular, como el FOPESAN, corren el riesgo de que allí se anulen agendas de trabajo representativas de un todo por el interés de un sector, como sucede en este caso con un concejal ligado al gobierno municipal controlado por la UCR.

¿Qué esperar?

A lo largo de este año se ha visto cómo el oficialismo funcionó en el HCD como una maquina de impedir, obstruir o cajonear proyectos presentados por la oposición. La presidencia legislativa de Daniela Romillo, representante de SER, ha contribuido a ello.

¿Qué puede esperarse de Piero Boffi si es presidente del HCD? ¿Una profundización del mal funcionamiento y falta de respeto por los procedimientos y normativas, como acusó la saliente secretaria del legislativo municipal, Vanesa Trujillo?

Y, ¿Qué cabría esperar de su desempeño como titular de la Agencia de Desarrollo y el FOPESAN? ¿El dominio de una agenda orientada a satisfacer proyectos e iniciativas prioritarias solo para el gobierno municipal?

Frente al desbalance de poder que toma lugar nuevamente en la política y la sociedad sanjulianense a favor de quienes controlan el ejecutivo municipal es preciso que la oposición evite nuevas divisiones y consolide su actuación como contralor para evitar que la concentración se extienda más allá de la cuestión de los cargos en instituciones públicas y público-privadas.

Comments

comments