Los negociados de Scholas hacen que el Papa Francisco suspenda el “Partido por la Paz”.

Estaba programado para el 10 de julio en La Plata, sería un megaevento al cual se convocaban estrellas del fútbol mundial y según los organizadores tenía un fin “benéfico”.

Ya el Papa se venía mostrando molesto con Lisandro Borges y Roberto Sarti organizadores delos partidos porque había mucho derroche en los gastos que se hacían. Le molestó que Scholas financie el viaje de 11 personas en primera clase a Roma entre las que se encontraba Juan Sebastián Verón presidente de Estudiantes de LP y ex jugador de fútbol.
Estaba claro que el Sumo Pontífice mostraría su enojo ya que a pesar de que les pidió sobriedad a los dirigentes de Scholas, continuaron con grandes campañas publicitarias del evento utilizando la imagen de Francisco.
Hay que recordar que hace unas semanas Francisco mostró cierta desconfianza con los dirigentes de Scholas cuando hizo conocer su rechazo a la donación de 16 millones de pesos por parte del Gobierno Nacional, en esa ocasión a través de una misiva les dijo “tengo miedo que comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción” a José María del Corral y Enrique Palmeyro. «Yo prefiero un picado en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso», les dijo.
Scholas trató de disimular la decisión del Papa y publicó un comunicado que dice textual: «La Fundación Pontificia Scholas Ocurrentes informa que el Papa Francisco está de acuerdo en postergar el Partido por la Paz en Argentina que iba a realizarse el 10 de julio en el Estadio Ciudad de La Plata».
No sería descabellado pensar que a Francisco también le haya molestado que para la promoción del partido se armó un paquete publicitario para auspiciantes en el cual, entre otras cosas, ofrecen audiencias privadas con él a los empresarios que estén dispuestos a pagar entre 50 y 150 mil dólares.

Comments

comments