Los beneficios de una pista de atletismo para Puerto San Julián

Un pista atlética en Puerto San Julián beneficiaría ampliamente a su comunidad.
Un pista atlética en Puerto San Julián beneficiaría ampliamente a su comunidad.

Le daría un lugar apropiado de entrenamiento a quienes ya practican atletismo en la localidad y motivaría a más personas a entrar a esta disciplina, en especial jóvenes que no encuentran horizontes productivos.

También transformaría a la localidad en un lugar atractivo para que atletas de otros lugares de la provincia, sin infraestructura adecuada, vengan a practicar o a competir en torneos.

Su construcción presenta diferentes opciones para distintos presupuestos.

Puerto San Julián es un lugar en el que se practican deportes ligados al atletismo, pero, a la vez, no existe una infraestructura adecuada para ello.

Quienes corren fondos de resistencia y/o velocidad tienen que hacerlo en toda la zona de la costanera de la localidad, mientras que si uno practica actividades ligadas al atletismo como el lanzamiento de garrocha, salto en largo, etc. tiene que improvisar espacios que se adecúen a tal propósito.

Si bien es cierto que el espacio geográfico que ofrece la localidad es amigable para actividades como el running, también lo es que el contar con una pista de atletismo en donde no solo se corra, sino también puedan practicarse otros deportes ligados a la disciplina, le daría a estos deportistas un lugar adecuado para mejorar sus técnicas.

También sería un factor de motivación para que más vecinos puedan sumarse a la practica deportiva, y muchos jóvenes que hoy se encuentran sin horizonte y a la deriva puedan integrarse benéficamente a la comunidad.

Anteriormente hubo un intento por realizar un proyecto de construir una pista atlética, durante la gestión del intendente Tomasso. El presupuesto era de 4 millones de pesos de por aquellos años, pero ninguna empresa o particular se presentó con propuestas para ejecutarlo.

En este momento de crisis pandémica y económica, quizás sea propicio relanzar la iniciativa como una opción que contribuya a mejorar la vida comunitaria por medio del fomento de la práctica atlética, así como el gobierno municipal viene haciéndolo con otros deportes.

Características y tipos de pista

Las pistas de atletismo no son todas iguales. Las hay de distintos tamaños, extensiones y materiales. Pueden ser de un tamaño estándar «olímpico», como 400 metros y entre 6 y 8 carriles, o pueden ser «semi-olímpicas» de 333 metros y entre 4 y 6 carriles, dependiendo del ancho. Por otra parte, su superficie puede ser de tierra, arena y piedra granulada, asfalto, concreto, o tartán.

Después tenemos a la zona del campo que es donde se practican los demás deportes atléticos, la cual se divide en la zona de saltos (longitud, triple salto, salto de altura y de pértiga) y para lanzamiento de martillos, discos, jabalinas y pesos.

Las características óptimas con las que debería contar una pista atlética es una extensión de 400 metros con 8 carriles bien definidos, mientras que la superficie debe ser de tartán, un material sintético realizado con goma que facilita la absorción de impactos producidos por la pisada del corredor.

Ejemplo de pista atlética olímpica de 400 metros y 8 carriles con superficie hecha de tartán.

Si se aspira a que dicha pista sea aprobada por federaciones nacionales e internacionales para competición, debe contar con dichas particularidades.

Opciones para presupuestos limitados

Sin embargo, si se busca construir una pista solo para la practica deportiva y, a lo sumo, la realización de competencias locales, regionales y provinciales (siempre y cuando los parámetros de la federación provincial lo permitan), y, a la vez, se tiene un presupuesto limitado, la mejor opción es la construcción de pistas de 333 metros y/o que tengan una superficie de tierra, asfalto o concreto.

Entre las tres últimas opciones de materiales, si el presupuesto para levantar una pista es muy limitado, la superficie de tierra representa la mejor alternativa.

Ejemplo de pista atlética con superficie de tierra y de 333 metros. La opción más económica.

Dada las condiciones presupuestarias ajustadas del estado local, la construcción de una pista atlética semi-olímpica con entre 4 y 6 carriles, una extensión de 333 metros podría ser la mejor opción. Una superficie de tierra también sería ideal, excepto por los fuertes vientos que caracterizan a la zona. Entonces, habría que considerar el asfalto o el concreto como superficies.

Ejemplo de pista atlética de 333 metros y 4 carriles con superficie de concreto. La opción balanceada entre calidad-presupuesto.

Aunque si al momento de construir una pista atlética no solo se busca involucrar a jóvenes y mayores a la práctica de atletismo sino también organizar competencias, es mejor planificar la construcción de una pista de 400 metros y entre 6 y 8 carriles con superficie de concreto.

Riesgos a tener en cuenta

Las pistas, sean del material que sean, deberían contar con un buen sistema de drenaje o, como mínimo, mantenimiento diario (en especial las de tierra), pues de lo contrario, las lluvias y el viento podrían complicar los entrenamientos.

Una opción para vivir mejor

Aunque algunos sectores puedan ver la iniciativa de construir una pista atlética como algo superfluo, la realidad demuestra que impacta positivamente en el desarrollo de las comunidades. Alienta a más jóvenes y adultos a practicar deporte, y ayuda a mejorar el rendimiento de quienes ya entrenan.

También es una herramienta para posicionar a la localidad como un punto de encuentro en materia de entrenamiento y competición. Un eje más, el deportivo, en el que puede destacar Puerto San Julián a nivel provincial y regional.

Lejos de ser una inversión inútil, representa una forma de cohesionar aún más a los vecinos, pues se integra socialmente a sectores e individuos desarticulados al funcionamiento armónico de la sociedad local por medio del fomento del deporte, la salud y el bienestar social.

Comments

comments