Le amputaron su pene porque lo mordió una cobra en el inodoro

También le extirparon los testículos. En caso contrario, el veneno del temible reptil habría matado a la desafortunada víctima.

Un turista holandés fue atacado por una cobra en Sudáfrica mientras se encontraba sentado en el inodoro de un baño.

El temible reptil se encontraba escondido en el inodoro al momento que la persona se sentó allí para hacer sus necesidades.

Tras el ataque de la cobra, el desgraciado sujeto comenzó a tener vómitos, ardores y un fuerte dolor que abarcaba las zonas de la ingle, el pecho y el abdomen.

Pero lo peor de todo es que su pene y escroto estaban hinchados y oscuros por la mordida venenosa del animal.

Después del ataque, la víctima fue trasladada de urgencia a un centro médico.

Una vez revisado, los doctores le aplicaron hemodiálisis por una lesión renal aguda causada por el incidente y fue sometido a una cirugía reconstructiva de sus genitales detonados por el veneno.

Los médicos le diagnosticaron necrosis escrotal y aplicaron al paciente varias dosis de antisuero de veneno de serpiente así como antibióticos.

La necrosis le afectó una gran porción de los genitales, de la piel a los espermatozoides internos, dado ello, la extirpación alcanzó márgenes extensos y de dejaron un drenaje en su lugar.

Debido a esta contingencia, una vez en su país natal, Países Bajos, el hombre se sometió a una cirugía reconstructiva de su pene y testículos usando un injerto de tejido tomado de su ingle.

La cobra que lo picó es de la llamada especie hocicuda o Naja annulifera según los científicos y biólogos.

Comments

comments