Las provincias petroleras sienten el enfriamiento de la economía del Pais.

Oil barrels with arrow down. Oil price fall

La crisis mundial del petróleo acarrea problemas sociales y económicos en las provincias productoras patagónicas.

El descenso en el consumo va provocando el enfriamiento en las economía de las ciudades petroleras y esto se hace cada vez más evidente. Con la crisis mundial del petróleo las medidas tomadas por el anterior y el actual gobierno de mantener la fijación del precio interno casi un 50 % del valor internacional del barril de crudo, no alcanza para retener las inversiones.

Son aproximadamente seis mil los operarios que se encuentran en sus casas con horarios rotativos lo que disminuye su salario y alrededor de mil quinientos ya habrían perdido sus trabajos. Asimismo grande es la preocupación por los trascendidos de que YPF prepara un plan que reduciría entre el 10 y el 15 % su planta de personal. Esta empresa según pudo saberse de publicaciones especializadas, achicaría su inversión en un 25 % para 2016.

Las provincias patagónicas de Neuquén, Chubut, Santa Cruz y algo de Río Negro y La Pampa sienten el impacto del recorte en los gastos que están aplicando las operadoras, lo que se puede agravar si esto se profundiza provocando serios problemas sociales especialmente.

Basta ver el proyecto Vaca Muerta en Neuquén (casi paralizado) para darse cuenta de la merma de la actividad, en la zona fueron afectados 2.000 trabajadores por que se dio de baja a 20 equipos de perforación.

Lo cierto es que los trabajadores se encuentran en estado de alerta y a la espera de lo que suceda en los próximos días y de las resoluciones que tome el gremio petrolero, teniendo en cuenta la notoria reducción a la que están viendo sometidos sus salarios, los despidos y el incierto panorama a futuro.

Comments

comments