La CGT se unificó frente al avance contra el salario y la indemnización

La renovación del consejo directivo plasmó la unidad en su organización.

La entrada de Camioneros a la conducción fortalece a la central obrera en términos de movilización y gestión.

En el día de ayer, la Confederación General de los Trabajadores (CGT) reconfiguró su conducción y consejo directivo.

La mayor novedad fue la formalización del retorno de Camioneros a la organización, que a través de su secretario adjunto Pablo Moyano, ocupará un lugar en la conducción tripartita.

Los otros dos lugares seguirán ocupados por el titular de Sanidad, Héctor Daer, y el referente de los trabajadores de estaciones de servicio, Carlos Acuña.

Asimismo, la CGT amplió su cantidad de secretarías de 25 a 36, y de vocalías (10 a 13).

Una se las secretarías creadas fue la de Asuntos Municipales, que puede tener impacto en municipios como Puerto San Julián.

Será ocupada, por lógica, por el secretario de trabajadores municipales de Buenos Aires, Amadeo Genta.

La ampliación de secretarías y vocalías responde a la necesidad de ampliar la representación de la confederación sindical y procurar que todos los gremios estén reflejados en el consejo directivo.

Contra la flexibilización laboral y sus partidarios

El principal eje de acción de la CGT luego de este proceso de recambio y unificación consumado será el defender el salario de la clase trabajadora sindicalizada en un contexto inflacionario, con una inminente devaluación en puerta, y la consolidación de fuerzas políticas que llevan adelante una agenda para flexibilizar el trabajo.

Referentes de estás agrupaciones políticas sostenidas por el poder financiero, como el economista neoliberal y candidato a diputado bonaerense José Luis Espert se han referido a esta CGT unida como su máximo enemigo.

La confederación sindical se ha manifestado fuertemente en contra de cualquier idea y espacio político (sea Pro, Milei, Espert o radicalismo) tendiente a eliminar las indemnizaciones y flexibilizar el mercado laboral.

La unidad por sobre las diferencias

Respecto al gobierno y lo que sucederá luego de las elecciones, la CGT mostró su lealtad indeclinable al presidente Alberto Fernández.

Sin embargo hay sectores, como el liderado por Daer, que son proclives a qué Alberto reconfigure el sistema de alianzas dándole más prioridad a la central obrera, los gobernadores peronistas y el movimiento Evita que al kirchnerismo.

Sin embargo, son versiones, y es en todo caso un lobby de un sector enfrentado con el kirchnerismo y quienes representan está corriente al interior de la CGT como Sergio Palazzo (Banqueros) y Vanesa Siley (Judiciales) que no debería extrapolarse fuera de ese ámbito.

El consenso mayoritario por sobre estas operaciones es el de acoplarse a la dinámica de los hechos a partir del domingo manteniendo una alineación total al gobierno y la defensa del salario de los trabajadores.

Comments

comments