Joven abusada por pastor religioso en Piedra Buena denunció ser victima de manipulación, impunidad y persecución

Así lo afirmó la joven y una pastora que la apoya en una radio de esa localidad. Aliados al ministro difunden la hipótesis de que se trató de un «episodio confuso» en el que la victima quiso formar parte del mismo.

El ministro religioso que abuso sexualmente de la victima es una figura pública influyente en esa localidad, amigo del intendente, y controla una iglesia con posicionamiento privilegiado en el universo evangelista santacruceño.

La joven abusada sexualmente por el reconocido pastor Rubén Domínguez en la localidad de Luis Piedra Buena habló en el programa La Mañana, conducido por Daniel Cárdenas, sobre el episodio vivido y la difícil situación que vive luego de hacer pública la denuncia contra el ministro.

Relato del horror

En primer lugar, describió como fue que se dio el aberrante momento por el que pasó con esta persona. Expresó que jamás sospechaba que podía pasar por algo así porque no tenía el menor indicio de que pudiera suceder debido al trato casi paternal que tenía con el pastor mientras vivía en su casa, con su mujer y su hija.

La secuencia de hechos siniestros, comentó, comenzó cuando el ministro religioso le pidió que le diera un abrazo. Un pedido al que la joven accedió con inocencia.

Sin embargo, ello fue la puerta de entrada para la proliferación de actitudes raras, pues el sujeto le pidió a la chica que fuera a su recamara para que se acueste con él.

La respuesta de la joven fue de rechazo a su pedido, a lo que el pastor le insistió y le dijo que «se dejara llevar por el momento». Acto seguido, la victima se fue a acostar a su habitación y cerró la puerta con llave.

En medio de la noche, la joven se encontró con que el ministro evangélico estaba acostado junto a ella. Entró cuando estaba dormida y empezó a forzar una situación sexual de forma unilateral. Cuando la chica despertó, estaba siendo victima del accionar miserable del pastor abusador.

La mujer relató que en esa misma noche, luego del aberrante hecho, no pudo reaccionar en ningún momento, pues estaba en shock por lo sucedido. No podía procesar lo que pasó.

Transcurrió un tiempo en ese estado, días en los que trató de seguir con su vida, sin embargo no pudo mas y tuvo que contar lo que pasó a la esposa del pastor.

El victimario culpabiliza a la victima

Luego de visibilizar la violación, el pastor comenzó a amedrentarla molestándola en su lugar de trabajo con el objetivo de manipularla y hacerla sentir culpable de lo que sucedió.

El ministro religioso luego reconoció ante su esposa que sí sucedió el episodio de abuso, sin embargo, el matrimonio eligió seguir el camino del silencio y la manipulación pública de los hechos para favorecer el pastor y culpabilizar a la victima en un claro intento por salvaguardar la imagen de quien conduce la iglesia evangélica mas importante de Piedra Buena.

Entre las falacias difundidas que culpabilizaban a la joven, señalaron que ella estaba interesada en tener algo con el hombre providencial. La presión contra ella fue tal que determinó que, finalmente, a dos semanas de sucedido el abuso sexual, ella se fuera de la casa del matrimonio.

Acto seguido decidió hacer la denuncia ante la Justicia porque vio que no había otra manera de que el responsable del acto aberrante pagara por el mismo.

Esto causó que se visibilizaran otros intentos de abuso del pastor en los que este se contactaba con otras chicas de la iglesia, con el mismo perfil bajo, tranquilo y silencioso de la mujer en cuestión, para abusar de ellas.

Manto de silencio, manipulación y persecución para defender al pastor abusador

Más allá de los ataques de índole corporativa que sufre la victima del pastor, cuenta con compañeros que la apoyan en su denuncia, como una pastora que también habló ante ese mismo programa.

Esta persona ratificó que existe un manto de silencio sobre lo sucedido puertas adentro de la iglesia que el abusador encabeza para no dañar la imagen del mismo ni la de la institución ya que «muchas personas y familias dependen de ella».

La pastora también aseguró que ni el pastor ni su esposa ni el circulo dentro de la iglesia que lo apoya reconocen el abuso y responsabilizan a la victima.

La compañera de la joven abusada reafirmó el hecho de que, como si fuera poca la acción de manipular y silenciar el hecho, quienes defienden al abusador van hasta el lugar de trabajo de la victima para molestarla.

Así que frente a una situación caracterizada por la defensa corporativa, la persecución y la manipulación de cómo sucedieron realmente los hechos, la pastora dijo que el único camino para que se muestre la verdad es el denunciar el abuso ante la Justicia con el objetivo de que el pastor pague por lo que le hizo a la joven.

La verdad en un contexto difícil

La cruzada de la chica victima de abuso por parte del ministro religioso se realiza en un contexto difícil, en el que el victimario es una persona muy influyente y con poder en la localidad de Luis Piedra Buena, pues tiene fuertes vínculos con el poder establecido de esa comunidad. Por ejemplo, es amigo del intendente.

Asimismo, también es un sujeto con un posicionamiento privilegiado en el universo de iglesias evangelistas de Santa Cruz.

Este fin de semana, justamente, el ministerio que encabeza, llamado Bet El, lideró un evento religioso de alcances provinciales, al que acudieron ministros religiosos de todas las localidades de Santa Cruz.

La filtración del abuso cometido por el pastor cayó en la semana previa a que se llevara a cabo dicho encuentro. Sin embargo, el siniestro episodio cada vez toma más visibilidad en los medios no solo locales sino también provinciales, y ese alcance podría finalmente dañar su imagen en forma irreversible.

Si llegan a haber avances en la justicia, el daño podría ser aún mayor. El suficiente como para arrojar luz sobre otros casos de abuso sexual en el ámbito religioso evangelista y poner un freno a esta forma de autoritarismo depredador que destruye vidas.

Comments

comments