Javier Castro: vecinos de San Julián piden por “la legitimidad del candidato”

Puerto San Julián aguarda, en una tensa espera, la resolución de la Corte Suprema de Justicia que habilite a Javier Castro a competir por la intendencia el 27 de octubre próximo.

Todos Somos Pueblo apeló la decisión del Tribunal Electoral Permanente que decidió rechazar el pedido de ser aceptado como candidato, luego que el apoderado del Partido de la Victoria (distrito Santa Cruz) omitiera la postulación.

Legitimidad

Una de las características distintivas de la democracia participativa, como la que rige en nuestro país, es que la soberanía reside en la comunidad. En ese mismo régimen, a los soberanos les asiste el derecho de elegir a sus representantes.

En San Julián, prima el consenso entre sus ciudadanos para que Javier Castro compita como candidato a intendente. De esa manera, el referente de «Todos Somos Pueblo» se ha ganado la legitimidad que cada representante de los intereses públicos debe ostentar en un sistema democrático.

Antonio Campillo, catedrático de Filosofía en la Universidad de Murcia (España) sostiene que «aveces la legitimidad no coincide con la legalidad, y en ese desequilibrio las leyes se convierten en injustas».

Para el pensador es imprescindible que exista este desequilibrio, pues sirve para «criticar las leyes y modifircarlas, pues si no existiera la utopía para cuestionar un régimen político vigente no habría reformas y la transformación de las sociedades no se hubieran hecho realidad».

Reclamo

En este escenario, San Julián reclama la revisión de la sentencia del Tribunal Electoral Permanente que ajustándose solamente a la legalidad, deja de lado la legitimidad (el consenso) alcanzado por aquella sociedad de elegir como su candidato a intendente a Javier Castro.

Asimismo, es posible observar una paradoja que nos arroja la Argentina actual. Mientras, la crisis económica impacta fuertemente en lo social, muchos dirigentes hoy carecen de la legitimidad que otorga el soberano.

Sin embargo, en San Julián el proceso representativo de sus intereses públicos hoy se ha dado a la inversa, hay un candidato que es legítimo por el consenso alcanzado en el seno del pueblo que espera que la justicia lo habilite a participar en este sistema democrático.

Comments

comments