Incidentes durante operativo policial en Puerto San Julián

Operativo policial en Puerto San Julián.

Agentes policiales tuvieron problemas con un vecino, dueño de un reconocido restaurant. Lo pararon 2 veces por no tener los papeles del vehículo que manejaba, no acatar ordenes e intentar atropellar a uno de los policías.

Durante el día sábado, agentes de la Dirección Regional Zona Centro de la Policía provincial realizó un operativo policial en Puerto San Julián.

El dispositivo fue llevado a cabo entre las 18 horas del sábado y las 4 de la mañana del día domingo con el objetivo de reforzar el control y la seguridad en horarios nocturnos.

Durante el procedimiento, en el que se identificaron 229 vehículos, 2 infracciones y 6 secuestros de autos, se registraron incidentes con uno de los infractores.

El infractor en cuestión es el dueño de un reconocido restaurant local. El hecho fue relatado en redes sociales por su mujer.

En el relato expresó que los agentes le secuestraron la camioneta porque, además de no tener los papeles solicitados, al parecer no había acatado la orden de parar, y también, aparentemente, casi atropelló a uno de los policías cuando se dispuso a estacionar el auto al momento de haberle ordenado que se detuviera.

La secuencia había comenzado cuando la Policía lo paró y le pidió a este sujeto el seguro, el carnet y la cédula del vehículo. Luego de mostrarle ambos documentos, y más allá de no contar con el seguro a mano, el conductor siguió su marcha sobre San Martín.

Cuando a los 5 minutos manejaba por la misma calle pero en sentido contrario, agentes volvieron a pararlo. El hombre dijo que ya lo habían parado, según quien narra este hecho, pero una agente intervino y le ordenó que acatara las ordenes.

Luego de que el dueño del restaurant estacionara, se puso a buscar una vez más el seguro del auto, pero no lo encontró. Luego de esperar un tiempo, su mujer le acercó el seguro, pero los agentes le dijeron que pasó el tiempo de espera y procedieron a llevarse el vehículo.

La mujer dejó asentado que recibieron un muy mal trato por parte del personal policial que interceptó el paso de su esposo.

No obstante, otras fuentes observaron que el conductor, si bien respondió afirmativamente a la orden de detener su automóvil, lo hizo bajo el enojo y sin tener en cuenta si habían o estaban cerca de esa maniobra agentes policiales. Lo que pudo ser entendido por los policías como una maniobra temeraria.

Comments

comments