Hijo de Zulma Malvar dijo que las pruebas de ADN se demoraron y el sospechoso no se encuentra en Puerto San Julián

Decenas de personas marcharon para pedir respuestas a la Justicia sobre el caso Malvar. Foto: Emanuel Preda.
Decenas de personas marcharon para pedir respuestas a la Justicia sobre el caso Malvar. Foto: Emanuel Preda.

A 19 meses del asesinato de la ginecóloga, los hijos marcharon nuevamente para pedir celeridad en el tratamiento del caso.

Alejandro Jodar cuestionó no solo la lentitud de la Justicia, también hizo alusión al manto de silencio que impera en la localidad sobre el crimen.

A 19 meses del asesinato de Zulma Malvar, la Justicia aún no da con pistas que conduzcan a los responsables. Por ende, la familia convocó y realizó una nueva marcha para reclamar celeridad, resultados y transparencia en el tratamiento del caso.

Uno de los hijos, Alejandro Jodar, dijo que la Justicia se demoró mucho tiempo y que recién ahora se procedió a realizar pruebas genéticas de los restos encontrados en la escena del crimen.

Los restos hallados corresponden a un hombre y una mujer que todavía no fueron identificados, pero arroja la pista de que en las horas en las cuales transcurrió su asesinato, hubo más personas además de la ginecóloga.

La querella sospecha de un ex compañero de trabajo que, justo antes de la pandemia y la cuarentena, en marzo de 2020, se instaló en Buenos Aires.

El hijo, respecto a la identificación del o los involucrados en el femicidio, dijo que espera un indicio de esclarecimiento con la aparición de algún testigo o los cotejos de ADN.

A su vez, aseveró que la búsqueda de justicia se realiza en un contexto difícil. Por un lado, el poder judicial en el territorio local cuenta con personal y recursos limitados, por el otro, tiene lugar un manto de silencio y miedo en la sociedad sanjulianense que impide expresarse a los que pueden tener información sobre el caso.

Si bien consideró las limitaciones de la Justicia y la Policía como factores que obstaculizaron la investigación, expresó que, de haber mayor celeridad, se habrían hecho las pruebas genéticas con anticipación, antes de que el principal sospechoso para la querella se fuera de Puerto San Julián.

Comments

comments