Facebook no impondrá nueva regla para usar fotos personales, ya comercia con nuestros datos desde hace tiempo

Otra Fake News más, que de todas maneras tiene algo de verdad pues es conocida la reputación de Facebook por usar indebidamente datos.
Otra Fake News más, que de todas maneras tiene algo de verdad pues es conocida la reputación de Facebook por usar indebidamente datos.

Los internautas de Puerto San Julián copian y pegan en sus muros de Facebook un mensaje en el cual manifiestan su desaprobación una supuesta nueva regla de la red social consistente en hacer uso público de fotos personales subidas allí con el objetivo que se haga una excepción con ellos.

Facebook ya hace años que ejerce un uso indebido de nuestros datos personales para vendérselos a consultoras políticas y corporaciones empresariales.

Desde hace unos días a la fecha, los vecinos de Puerto San Julián con acceso a Internet publican en el muro de sus cuentas de Facebook una suerte de declaración en la que desaprueban una supuesta clausula o nueva norma mediante la cual la empresa tecnológica se apropiaría de sus fotos para hacer uso público de ellas.

No es la primera vez que se corre la voz con este tipo de iniciativas basadas en copiar y pegar declaraciones sobreactuadas de civilidad con el objetivo de que el gigante corporativo se fije en ellas y haga la vista gorda en su camino hacia la manipulación total y constante de datos.

Es falso que Facebook haya ideado una nueva política de uso indebido de fotos personales, y también es mentira que el copiar y pegar esos mensajes rinda algún efecto protector frente a la avanzada autoritaria de esa red social, que sí existe y es la lógica con la que se maneja desde sus primeros años.

El mensaje en cuestión para defenderse de la tiranía de Facebook.

Hace tiempo que Facebook hace dinero con datos personales

Es sabido que Facebook no precisa de planificar e implementar nuevas normas, ellos ya tienen sus clausulas secretas, que aceptamos por no leer la letra chica de los términos y condiciones que imponen para que nos registremos.

Esa letra chica es una laguna jurídica en la cual la mayoría de la población no se quiere meter, pero si la leyera con detenimiento y un asesor jurídico al lado, como mínimo tendría reservas.

Lo cierto es que Facebook, tomando como base el contrato que tiene con cada uno de sus usuarios, hace lo que quiere con los datos almacenados en su nube, inclusive romper las mismas normas establecidas con letra chica, pues ya se vio en el renombrado documental El Gran Hackeo cómo vende la información personal de cada usuario a empresas, consultoras políticas y estados.

Un acto antidemocrático que es sistemático, ilegal y constante, y puede reflejarse en cómo los algoritmos de esta red social nos ofrecen productos que buscamos sin consultar o en el marketing político cada vez mas refinado y segmentado, que toma como base datos personales vendidos por la empresa de Zuckerberg.

Callaron a un presidente, no se detendrán con un mensaje

Junto con otras Big Tech (aunque ya compró a casi todas las más importantes, excepto Twitter) Facebook acumuló tanto poder a partir de los datos que la población le entrega que puede ejercer una temible sombra sobre la vida político-democrática y hasta vetar la palabra del presidente de EEUU, Donald Trump, como sucedió la semana pasada luego de la invasión de grupos trumpistas en el capitolio estadounidense.

Si callaron al político más poderoso del mundo ¿Cómo van a fijarse en una declaración inútil como la que circula en las redes de Puerto San Julián?

Comments

comments