Escrachan en redes sociales a presunto violador suelto en Puerto San Julián

El pretendido abusador se apoda «El Panza» . La persona que lo acusó públicamente se oculta en el anonimato por miedo a represalias por parte de él o quienes lo protegen.

Llamó a todas las victimas que sufrieron abusos de esta persona, como ella, a que se junten para realizar una denuncia judicial colectiva.

Una mujer denunció en redes sociales que fue violada por una persona cuyas iniciales son JB apodado «el panza».

Ella misma contó en el mismo post su desgarradora experiencia con ese sujeto. Un momento devastador en el fue empastillada y, luego, al despertar se encontraba siendo violada mientras que, sin poder moverse, le pedía a JB por favor de que dejara de hacer lo que estaba haciendo.

El modus operandi seguido por JB para llevar a cabo sus violaciones consiste en dormir con drogas a sus victimas para luego abusar de ellas.

El episodio sucedió cuando ella era menor de edad, también reveló que el violador hizo lo mismo con otras cuatro chicas de entre 15 y 18 años. Lo que refleja que se está no solamente ante un abusador, sino también un pedófilo.

Manto de impunidad

Esta victima, que eligió guardar el anonimato por miedo a represalias por parte del violador, dijo que el accionar del abusador se desarrolla de forma impune porque está protegido por familiares y contactos relacionados a la izquierda en partidos como el PTSU, el movimiento Ola de Mujeres y el sindicalismo de AOMA.

Ninguna de las mencionadas agrupaciones salió a visibilizar la triste historia sufrida por esta mujer anónima, sino que se han dedicado a borrar todo rastro que haga pensar que JB es un abusador de mujeres.

Así, la mujer contó que las pintadas en los muros que ligan a este monstruo a sus actos abominables han sido borradas, al parecer, por alguno de estos espacios.

Esta misma victima también cuenta que la familia del violador, en especial, su primo, se caracteriza por su accionar mafioso contra personas indefensas, lo que parece apuntar a una patología familiar en la que el abuso es una parte sustancial.

La mujer llamó a la unidad entre las victimas de JB para vencer el manto de impunidad e intimidación, e iniciar una demanda colectiva por sus actos de violación.

Comments

comments