Es prioridad la atención a embarazadas, adultos mayores y discapacitados en establecimientos públicos y privados de Puerto San Julián

Nueva ordenanza municipal legisla trato preferencial en establecimientos para personas embarazadas, adultos mayores y discapacitados.
Nueva ordenanza municipal legisla trato preferencial en establecimientos para personas embarazadas, adultos mayores y discapacitados.

Así lo indica la ordenanza 3401 aprobada por el Concejo Deliberante. Dichos lugares deberán exhibir un cartel indicando ello.

La Municipalidad de Puerto San Julián, a través de la Secretaría de Gobierno y Acción Social, comunicó a la población por medio de las redes sociales la entrada en vigencia de la ordenanza 3401.

Dicha legislación estipula que los establecimientos públicos y privados de la localidad deben brindar atención prioritaria a embarazadas, adultos mayores y personas con necesidades especiales.

La regulación abarca a todo tipo de lugares abiertos al público, sean edificios del estado local, provincial y nacional como empresas de servicios, centros de salud y comercios grandes, medianos y pequeños.

En principio, estos espacios deberán exhibir en la entrada un cartel que indique la adhesión a la norma. El ejecutivo municipal terminará de instrumentar el resto de las medidas pertinentes para asegurar su cumplimiento.

La ordenanza 3401 supone la institucionalización de una conducta que ya esta ampliamente presente y consolidada en Puerto San Julián, como lo es el dar preferencia a la población físicamente vulnerada por razones de embarazo, edad y discapacidad físico-cognitiva.

La regulación, si bien abarca algo ya extendido y practicado en la sociedad, se da a tono con otras localidades y ciudades que reglamentaron legislaciones de este tipo para asegurar tales comportamientos.

Comments

comments