En El Divergente estamos a favor de una nueva política

Nuestro trabajo no es difamar sino visibilizar prácticas que obstaculizan el funcionamiento efectivo del sistema democrático.

Ante las reacciones frente a la información publicada por El Divergente sobre la idoneidad de uno de los asesores de la diputada Reyes para pronunciarse sobre temas tan sensibles como la minería y la energía, nosotros queremos expresar que no vamos a silenciar nuestro espíritu crítico frente al amedrentamiento de representantes de la elite política local.

El nombramiento de personas asociadas a las familias políticas y económicas dominantes a cargos para los que no están preparados es algo que no debe ser pasado por alto. Por más “tradicional” que ello sea según personalidades políticas posicionadas en la cúspide de la sociedad local.


No nos vamos a callar ante las tradiciones si estas nos parecen injustas y peligrosas para el funcionamiento de las instituciones.


Para El Divergente, los asesores de diputados, senadores, legisladores provinciales, gobernadores, intendentes y presidentes deben cumplir con requerimientos mínimos que los consideren aptos para desempeñarse con profesionalidad en el deber de analizar y aconsejar a los servidores públicos.


La asesoría a servidores públicos no es un “rito” laboral que deben cumplir los hijos de personalidades políticas y sociales relevantes, es un trabajo que debe estar abierto a especialistas y profesionales sin importar de donde provengan.


Si se diera el caso del hijo de un intendente que sepa sobre energía y minería, y es nombrado asesor en ese tema, entonces no hay nada que criticar. Pero si resulta que esta persona habla de minería y, a los dos años de ejercer su puesto, se tituló en derecho sin ninguna especialización en el tema siquiera, entonces estamos ante un atropello hacia, en especial, el electorado que confió en Roxana Nahir Reyes para ser diputada nacional. Pues no se rodea de las personas adecuadas para ser aconsejada debidamente en cada uno de los temas que aborda en el día a día legislativo.


No vamos a cesar en nuestra tarea de informar sobre los excesos y deslices de los políticos de la provincia y la ciudad. Así como mostramos el costado amable de nuestra sociedad y sus instituciones, también trabajamos de manera permanente para visibilizar todos y cada uno de los hechos que traicionan la confianza de la ciudadanía en la democracia.

Comments

comments