El mensaje de un sanjulianense que sobrevivió al COVID-19: «No subestimen al virus»

Pedro Ríos, el vecino de Puerto San Julián que sufrió un cuadro agravado de COVID 19 y debió permanecer internado durante 70 días
Pedro Ríos, el vecino de Puerto San Julián que sufrió un cuadro agravado de COVID 19 y debió permanecer internado durante 70 días.

Se trata de Pedro Ríos, quien estuvo 70 días internado en el hospital de El Calafate.

Llegó allí «casi sin pulmones», ahora salió de terapia intensiva y volverá con su familia a Puerto San Julián para terminar de curarse.

Un vecino sanjulianense que permaneció internado durante 70 días por un cuadro agravado de COVID-19 en el hospital SAMIC de El Calafate salió de la terapia intensiva en esta semana.

El hombre en cuestión se llama Pedro Ríos, y el trauma que sufrió por la enfermedad fue tan grande que no recuerda los peores momentos que atravesó en los primeros tiempos que estuvo internado en aquella ciudad, solo cuando lo llevaron a la sala de terapia intensiva.

Experiencia límite

Ríos fue debido a que presentaba un cuadro de suma gravedad. Se encontraba trabajando en la represa La Barrancosa, por la zona de El Calafate. Cuando dan cuenta del caso positivo, la empresa lo aisló en un hotel, donde quedó aislado y prácticamente abandonado, según lo relatado por Brígida Ríos, una de sus hijas.

El trabajador, cuando se vio sobrepasado por lo síntomas, tuvo que trasladarse por sus propios medios y llamó a un remis para que lo llevara al hospital. A los 5 días de no responder al tratamiento convencional fue cambiado a terapia intensiva.

El convaleciente relató que cuando llegó al hospital estaba casi sin capacidad respiratoria. Lo que en un principio se le había manifestado por medio de la fiebre, en paralelo le estaba atacando sin cuartel sus pulmones. Pronto se dio cuenta que con el ibuprofeno no era suficiente y que tenía algo más serio.

Dado lo al límite de la situación atravesada, los médicos que lo atendieron dijeron que la cura de Pedro Ríos se trató de «un milagro«, según lo relatado por el vecino.

Post COVID-19

Ahora Ríos tiene que atravesar el post-COVID. Si bien ya salió de terapia intensiva, todavía se encuentra en plena recuperación y no salió del todo de la enfermedad, pues se siente débil, aunque con la capacidad pulmonar recuperada en relación a cómo se encontraba producto del tratamiento recibido.

No obstante, también deberá superar los traumas psicológicos que le dejó la terrible experiencia vivida en el sufrido camino hacia la superación del virus, pues, aseveró, tiene miedo de salir a la calle o visitar lugares públicos por temor a volver a contagiarse y provocar una recaída aún peor.

Un mensaje y agradecimientos

En base a su dura experiencia vivida, Pedro Ríos dejó un mensaje claro a toda la comunidad: «No subestimen al coronavirus».

Las hijas de Pedro, Brígida y Karina, agradecieron sentidamente al hospital y los médicos de El Calafate por la atención brindada hacia su padre.

Comments

comments