El Hospital Dr. Miguel Lombardich se equivocó con la vacuna que les dio a los recién nacidos

Hospital distrital
Hospital distrital

El hecho tuvo lugar en Puerto San Julián, donde les aplicaron, por error, la vacuna contra la hepatitis A. Dos de las madres afectadas relataron a La Opinión Austral cómo se enteraron lo sucedido.

El 17 de marzo, en el Hospital Distrital de Puerto San Julián, nacieron tres bebés que “por error” fueron inmunizados contra la hepatitis A, vacuna que debe aplicarse recién al año cumplido. El grave error salió a la luz luego de que una de las madres, en un control rutinario, mostrara su libreta en el vacunatorio a las enfermeras del lugar.

Las dos primeras vacunas que debe recibir un bebé recién nacido, en las primeras 12 horas, son la BCG y la dosis contra la hepatitis B. En la libreta que tienen las madres afectadas, en el espacio donde corresponde completar el esquema de vacunación contra la hepatitis B, el troquel de color amarillo indica que la aplicada fue contra la hepatitis A.

Los hechos

Las encargadas del área no se encontraban trabajando el 17 de marzo, por lo que el vacunatorio aquel día quedó a cargo de la jefa de las enfermeras, Sonia Miranda, y la jefa de internación, Sonia Saucedo.

Dichas encargadas dieron la orden de vacunar a los recién nacidos a la auxiliar Nadia Hernández, quien se encontraba a cargo de recepcionar a los bebés.

“La auxiliar no tiene conocimientos ni técnicas, pero recibió las vacunas enviadas por sus jefas. Confiando en los conocimientos de sus superiores, aplicó algo que no correspondía”, señalaron fuentes al medio.

Sostienen que los directivos quisieron “minimizar” la situación y que, “en un intento de desligarse y buscar culpables”, responsabilizaron a enfermeros que no estaban trabajando aquel día. “Estos son errores que no pueden tener lugar en una institución”, apuntaron.

Los testimonios

Tatiana Martínez tiene 31 años, es la mamá de Nahomi Fiorela. Su hija nació el 17 de marzo en San Julián y fue una de los tres bebés que recibieron la vacuna erróneamente.

La mujer relató al medio que se enteró de la situación cuando una enfermera vio la libreta de su beba.

“Me sentí re mal al enterarme de que le habían puesto una vacuna que no debían colocar. Me enteré cuando fui a hacerle el control y me dijeron que le habían puesto una vacuna que no era, no le correspondía, recién al año tenían que colocársela”, contó.

Al notificarse del error, le administraron a su beba la vacuna que le correspondía desde un principio, es decir, contra la hepatitis B. “Me enteré de casualidad. Como mamá, me sentí muy mal al enterarme que habían puesto algo que no era y al no saber yo misma que ella tenía esa vacuna. No sabía cómo iba a reaccionar mi beba ni a quién responsabilizar”, detalló.

“Yo le comenté a la pediatra que a la semana que había tenido a mi beba tuvo una reacción, tuvo fiebre y manchitas en la cara, pero la doctora me dijo que era normal, que era una alergia y que no le había afectado la vacuna que le pusieron cuando nació. Menos mal que mi beba está bien ahora, porque yo no sé si mi hija hubiera reaccionado de otra manera. No sé si hoy estaría contando con mi hija si hubiera tenido otra reacción”, aseveró alarmada. “Es preocupante para mí como mamá y para las demás lo que ocurrió”, concluyó.

“Si no iba a vacunarlo, no me enteraba de nada”

Vito Marion tuvo a Nehitan, su bebé, el 17 de marzo, al igual que Tatiana. “Ese mismo día lo vacunaron y no tuvo ningún riesgo. Hoy (NdelR: por el lunes) lo fui a vacunar y ahí me dijeron que se equivocaron, pero si no iba, no me enteraba de nada”, contó al medio.

“Me dio bronca porque tienen que saber qué vacunas colocan. Por suerte, mi bebé está bien”, agregó la mamá de Nehitan

Fuente: LA OPINIÓN AUSTRAL

Comments

comments