El fallecimiento de un minero ejemplar.

Minero fallecido Néstor Guerra
Minero fallecido Néstor Guerra

Se llamaba Néstor Guerra y tenía 32 años. Se desempeñaba en el complejo minero de Huevos Verdes. Murió de un infarto mientras dormía.

Su cuerpo será trasladado a su pueblo natal, en Neuquén para que su madre y su hijo lo despidan antes de ser enterrado allí, cerca de sus seres queridos.

Néstor Guerra trabajaba en un complejo minero ubicado en Huevos Verdes, propiedad de la empresa minera Santa Cruz, falleció de un ataque al corazón durante el día de ayer. Estaba durmiendo cuando sucedió el infarto.

Los compañeros de trabajo se dieron por enterados de la muerte del obrero unas doce horas después de que tuviera el ataque cardíaco. Su cuerpo yacía en la cama donde descansaba. No había nadie más con él cuando sucedió. Por reserva y respeto a la intimidad, ni los trabajadores de seguridad ni los otros obreros habían entrado antes al compartimiento donde se encontraba.

El delegado de los trabajadores en la minera, Luis Martínez, expresó a este medio que el trabajador no había tenido mayores problemas de salud más allá de un episodio de mareo tiempo atrás. Según el último estudio que le había realizado la ART, no tenía ningún otro síntoma que arrojara la posibilidad de un infarto.

El cuerpo de Néstor Guerra fue llevado a Perito Moreno, donde lo evaluó un cuerpo especializado de la policía. Allí se confirmó que la muerte se dio por un ataque al corazón. Sin embargo, será trasladado a Caleta Olivia para hacerle una autopsia mas en profundidad.

Este trabajador entró a la minera a los 21 años de edad. Llevaba 11 años trabajando en Huevos Verdes. Cuenta el delegado Martínez que allí empezó de cero. Con el pasar del tiempo, se especializó en diversos trabajos dentro de la minería, llegando a ser un empleado de la categoría 5. Operaba maquinarias como toros y camiones.

El delegado gremial aseveró a El Divergente que Guerra era un minero excelente y humilde. No pedía favores a nadie. También dijo que fue un excelente padre. Adoptó como su hijo a un niño abandonado cuando este solo tenía once meses y era un bebé. Y se encargó, junto con su madre, de su crianza. Datos que habla del enorme corazón del obrero Néstor y su actitud ante la vida y el trabajo.

El representante de los obreros se refirió a aquellas personas dentro y fuera de la mina que están divulgando falacias sobre lo que realmente aconteció. Llamó a desestimar los rumores maliciosos esparcidos en las redes sociales y a tener el mayor de los respetos por el compañero fallecido.

El secretario General de AOMA, Javier Castro, hizo llegar su mas sentido pésame a la familia del obrero y a sus compañeros de trabajo en el complejo minero.

Luego de la autopsia que le realizarán médicos forenses en Caleta Olivia, el cuerpo será trasladado por algunos de sus compañeros a su pueblo natal, Andacollo, ubicado en la provincia de Neuquén. Una vez allí, antes del sepelio, lo despedirán su madre, su hijo y amigos.

Murió un ser humano y un trabajador que hizo de la humildad y la generosidad un estilo de vida. Dejó este mundo muy pronto. Una injusticia biológica, pero al menos su cuerpo le permitió irse en paz y tranquilidad, mientras dormía en su merecido descanso luego del arduo trabajo diario en la mina. Néstor Guerra seguirá viviendo en el recuerdo de los que lo quieren y estiman.

Comments

comments