El doctor Ortiz desarticula las falacias de Chinda Brandolino sobre tapabocas, COVID-19 y vacunas

El doctor Alberto Ortiz y la doctora antivacunas Chinda Brandolino.
El doctor Alberto Ortiz y la doctora antivacunas Chinda Brandolino.

Consultado por El Divergente, el médico criticó las afirmaciones de la referente del movimiento anti-vacunas en La Mañana Lider y dijo que sus posturas están flojas de papeles.

El intendente Gardonio también manifestó sus cuestionamientos al respecto y prepara una campaña de información para reforzar el uso de tapabocas en la comunidad.

¿Por qué es peligroso darle tiempo de aire a esas ideas que atentan contra el bienestar humano?

El doctor Alberto Ortiz, uno de los principales referentes en materia de pediatría, cuestionó las afirmaciones expresadas en el programa La Mañana Líder por Chinda Brandolino, una referente del movimiento anti-vacunas que también descree de la COVID-19 y está en contra del uso de tapabocas.

Bajo la aureola de «prestigio» que le dieron los presentadores de este espacio radiofónico, Brandolino se dedicó a repetir y esparcir su peligroso mantra que invita a la gente a no vacunarse ni a vacunar a sus hijos. También sugirió que el uso de tapabocas es perjudicial para salud porque al tenerlo puesto, según ella, se respira dióxido de carbono (CO2).

Como si no fuera suficiente con divulgar desinformaciones respecto a las vacunas y la COVID-19 en vivo en el programa más escuchado de la localidad, Brandolino se ofreció a que la llamen en caso de que se sientan obligadas por un profesional a vacunarse.

Ortíz fue consultado por El Divergente para visibilizar la falta de sostén e irracionalidad de tales posturas. Aseveró que posturas y manifestaciones como las que protagoniza Chinda Brandolino están flojas de papeles y carecen de sustento científico.

Sobre el uso del tapabocas para prevenir la COVID-19, el doctor remarcó que su eficacia es algo que no tiene discusión, pues evita el esparcimiento de las gotas de saliva que se expulsan al hablar. Esas gotas son el medio de transporte del virus hacia otra persona. También aclaró que no es perjudicial para la salud porque al usarlo no se respira dióxido de carbono en niveles tóxicos para la salud.

Sobre las vacunas, Ortiz destacó que ellas han posibilitado encontrar la cura para enfermedades que se cobraron millones de vidas a lo largo de siglos como la viruela y la poliomielitis. Enfermedades que son parte del pasado. Mejoraron la expectativa de vida humana. Y aclaró que hay una ley nacional que hace obligatoria la vacunación. También expresó que es una falacia que las vacunas provoquen autismo en los niños.

¿Quién es y qué representa Chinda Brandolino?

Chinda Brandolino es una doctora que obedece a intereses contrapuestos a la salud pública desde un posicionamiento que la hace partidaria de teorías conspiracionistas y pseudocientíficas detrás del coronavirus y de otras cuestiones que atañen a la salud humana y la vincula a un espectro ideológico entre fascista y ultraconservador.

En reiteradas veces sostuvo ideas como que la pandemia es inventada e inflada y tiene la finalidad de garantizar el control mundial de la población, siendo parte del lobby aumentar los números de contagios y muertes así como la exposición en medios. Asimismo, también afirma que hay curas alternativas para la COVID-19.

Para darnos una idea de la calidad moral de esta persona, es una de las líderes del movimiento antiabortista y está vinculada con espacios políticos de ultraderecha, como el liderado por Alejandro Biondini y el partido que integra Amalia Granata.

Sus dichos e ideas fueron demostradas como falacias por publicaciones científicas y portales que auditan lo que se dice en los medios, no obstante, Brandolino sigue teniendo presencia mediática porque la llaman aquellos que con tal de sostener su rating no tienen empacho en el detalle de invitar a hablar a gente cuyas ideas pueden hacer daño a la población.

Se trata de un peligroso circulo vicioso que alimenta una avalancha de mentiras sobre un virus complejo y altamente contagioso, y cuestiones científicas y de salud universalmente aprobadas e implementadas que mejoraron la calidad de vida en la población como las vacunas.

Aún a sabiendas de que sus «soluciones alternativas» no tienen sustento, Brandolino sigue abanderando un discurso pseudocientífico y oscurantista porque se trata de un negocio que la beneficia y lucra con la ingenuidad de un sector de la población.

El de Brandolino y otros oportunistas representa un «kiosco» que constituye una amenaza a la salud pública. Los efectos de su peligrosa prédica se reflejan ya en una cantidad creciente de padres que no vacunan a sus hijos y alimentan el resurgimiento de enfermedades como el sarampión que se creían controladas justamente por que hay una vacuna.

Gardonio contra la desinformación y a favor de la salud pública

El intendente Daniel Gardonio manifestó a El Divergente su preocupación al respecto: «Nosotros tenemos que regirnos por la salud pública. Nos respaldamos en el hospital y el ministerio provincial de Salud y Ambiente».

En respuesta a la amplitud del mensaje plagado de fake news de Brandolino, el jefe de gobierno municipal adelantó que el Municipio sacará a la calle a trabajadores municipales para que repartan folletos alentando el uso de tapabocas para evitar contagios por COVID-19.

«Escuchar estas cosas de gente que no puede sostener científicamente lo que dice es preocupante porque muchas personas lo pueden escuchar y hacerle más caso que a las recomendaciones de las autoridades de la salud pública» declaró Gardonio.

Comments

comments