Danilo y Lourdes, dos sanjulianenses que viajarán por el país en una Traffic

Planean una vida nómade desde hace dos años. Tienen todo lo necesario para echarse a andar por el país y vivir de lo suyo: tatuajes y venta de ropa.

«Somos dos personas de pueblo, tenemos trabajos regulares, no somos millonarios. Cualquiera puede hacerlo. Solo hay que laburar mucho» expresó Danilo.

Danilo y Lourdes son una pareja de sanjulianenses que tienen pensado recorrer el país en una Traffic. En el viaje, que no tiene fecha de vuelta, quieren vivir de lo suyo: tatuar y vender ropa, Y cuentan con los recursos necesarios para hacerlo. Solo les falta encontrar el momento justo para partir, el cual se prevé que sea dentro de la primera quincena de marzo.

En la entrevista que le dieron a El Divergente, a continuación, contaron con detalles cómo fue que surgió su proyecto, las cosas que tuvieron que hacer de cara a su puesta en marcha, el horizonte que persiguen y los desafíos a tener en cuenta.

El Divergente: Traté de encontrar información sobre gente que se haya echado a andar a lo largo y ancho del país caravaneando y tatuando pero no encontré nada al respecto.

Danilo: Para empezar queremos recorrer el país. Tiempo atrás vi a una pareja de Estados Unidos (en un reality show) que recorría Estados Unidos en una Motorhome. Después de ver esa experiencia empecé a flashear con hacer lo mismo.

El Divergente: Ahí surgió el sueño y empezó el proyecto ¿No?

Danilo: A partir de ahí empecé a soñar con tener una Motorhome. Con Luli (por Lourdes) fuimos a El Chaltén y vimos gente, familia y parejas que hacen una vida nómada y aparca donde quiere.

El Divergente: ¿Un poco tuvo que ver el reality y otro poco El Chaltén?

Danilo: Claro, el estar en lugares como El Chaltén y El Bolsón. Donde hay mucha gente que va y se queda por un tiempo largo. Comencé a pensar cada vez con más seriedad la viabilidad de vivir así.

El Divergente: ¿Hace dos años mas o menos?

Danilo: Sí, hace dos años mas o menos. Comencé con quererme comprar una camioneta. Antes tenía una buena moto, así que bueno, en la moto andaba yo solo, era hora de encarar la vida de otra manera, por eso nos movimos con Luli y Bruno para conseguir una camioneta acorde a lo que necesitabamos para viajar. Tuvimos que ir hasta Buenos Aires.

El Divergente: ¿A Buenos Aires?

Danilo: La trajimos de allí porque de las que vimos y podíamos conseguir, era la unica que cumplía con los requisitos. Tenía que ser grande y larga. Es una Traffic. Pero una Traffic verdadera. No una furgoneta de otra marca a la que le dicen Traffic, como quedó de costumbre llamar a las camionetas en Argentina.

El Divergente: Cuando vi que la empezaste, pensé que iba a ser una furgoneta con asiento giratorio.

Danilo: Esa era la idea principal. Viajar y tatuar adentro de la camioneta. Después, cuando empezamos a ver muchas parejas y familias de acampe, inmersas en una vida nómada, y la idea, sin perder el eje, fue variando. Queremos tatuar, pero será afuera de la furgoneta, porque dentro de ella necesitamos instalar elementos indispensables para una vida en movimiento, como una cocina, por ejemplo. Se nos empezó a reducir el espacio para trabajar adentro del vehículo.

El Divergente: Tuvieron que buscar comodidades.

Danilo: Surgieron otras preocupaciones como poner una cocina, una cama y otras cosas. Tenemos varias ideas para llevar adelante el proyecto.

El Divergente: ¿La idea es sustentar el viaje o parte del viaje con su trabajo?

Danilo: La idea es en parte financiarlo con mi actividad como tatuador, y por el otro con los ingresos que genere el emprendimiento de Lourdes, orientado a la venta de ropa con la instalación de showrooms ambulantes. Eventualmente buscamos desarrollar una línea propia de ropa que tenga que ver con el mundo del acampe y la vida nómada.

El Divergente: Está genial la idea. La Traffic quedó fenomenal a la vista. Es llamativa.

Danilo: Es llamativa y se ve linda (risas).

El Divergente: ¿Ustedes tienen un Instagram no?

Danilo: Sí, allí vimos lo que hacía la gente en una situación similar a la nuestra y volcaban el proceso en las redes. Eso nos sirvió mucho para aprender a armar nuestra camioneta. Seguimos a gente del país y de Europa. Están a un millón de años luz de nuestras posibilidades.

El Divergente: ¿En Europa? ¿En qué sentido?

Danilo: En comodidad, electricidad y servicios a disposición. De todas maneras tomamos su ejemplo y lo contextualizamos en base a nuestras condiciones y alcance. No es algo para lo que se necesite ser millonario. Nosotros vivimos en un pueblo, tenemos trabajos regulares, pero podemos llevar a cabo algo como lo que queremos hacer. Solo hay que trabajar duro.

El Divergente: Son los dos muy jóvenes. Es un sueño que se les cumplió de forma acelerada, porque la mayoría de los que salen a recorrer el país son todos gente de edad avanzada.

Danilo: Sí, la gente que nos agrega en los grupos de acampe y Motorhome son todos de una edad grande. Nosotros pensamos que es preferible hacerlo ahora, que tengo 25 años, más adelante quizás me crece una joroba y me cuesta moverme, se complica (risas).

El Divergente: El rubro del Tattoo es difícil y laborioso, ¿No?

Danilo: Así es, no es un rubro fácil, pero si se hace bien puede hacerse en todos lados.

El Divergente: ¿Van a publicar en Instagram todos los lugares en donde estén para atraer clientela? ¿Por ejemplo, llegamos a Piedra Buena, llegamos a Santa Fe? ¿Cómo van a planificar cuanto tiempo de su viaje será para el trabajo y cuánto para las vacaciones y el disfrute?

Lourdes: Eso todavía no lo planificamos. Pero, en general, queremos divertirnos. Vamos a ir viendo como organizaremos cada momento de nuestro tiempo. La idea es quedarnos un tiempo en algunos lugares. Como máximo, una semana en una localidad.

El Divergente: ¿Tienen un recorrido pensado?

Lourdes: Sí, queremos recorrer por la cordillera, a lo largo de la ruta 40, para llegar a Córdoba, que sería el gran primer lugar a llegar. En caso que la camioneta y nosotros sigamos aguantando y tengamos nafta para seguir, continuamos.

El Divergente: Me imagino que en un viaje largo pueden surgir modificaciones. Capaz terminan comprándose una casa rodante (risas).

Danilo: La gente cuando viaja termina de modificar su vehículo en el camino. A medida que vas viajando, cambias cosas. Che, saquemos esto, che , pongamos lo otro. Habrá cosas a cambiar de forma inevitable. Espero que en futuro podamos adquirir un vehículo más agrande y, ahí sí, recorrer otros lugares fuera del país.

El Divergente: Este viaje tiene un principio, pero no un fin.

Danilo: Claro, esto es el principio. No es solamente viajar, es cambiar un estilo de vida por otro. La vida nómada es diferente, dejas lujos y comodidades del hogar. Tenés que prepararte psicológicamente para encarar algo como lo que nosotros estamos a punto de hacer.

El Divergente: ¿Cuándo tienen pensado comenzar con la travesía?

Danilo: Queríamos salir en enero, pero tuvimos que retrasarlo. Lo mismo nos pasó este mes. Siempre debido a la pandemia. Ahora lo pospusimos para la primera quincena de marzo.

El Divergente: Escuché que posiblemente se restablecía la entrada y salida del país en marzo.

Danilo: Por el momento no tenemos pensado salir del país, en parte porque está complicado hacerlo, aunque por otro lado también surgirían complicaciones que no podríamos afrontar. Por ejemplo, con la camioneta Traffic es complicado hacer un viaje fuera del país, porque te tenés que llevar los repuestos, que no se consiguen fuera de Argentina, y ser ducho con la mecánica. Hubo una experiencia de una persona que se quedó varada en Colombia con su Traffic por el problema de los repuestos. Le tuvieron que hacer el motor y quedó allí cuatro meses. Pudo resolverlo, pero fue un lio bárbaro.

El Divergente: ¿Cuál sería el primer lugar al que irían a juntar dólares?

Danilo: En muchos lugares del continente está todo a precio de dólares. Centroamérica por ejemplo. La idea es ir lo más arriba, al norte posible.

El Divergente: Yo creo que no vuelven.

Danilo: Si, yo creo que tampoco, nosotros también pensamos lo mismo. Cuando comenzamos a agregar gente de grupos de otros lados, nos cuentan experiencias de que venden su casas y compran un Motorhome para irse y no volver. Se llevan la casa a cuestas, me llevo mi casa a Cancún, me llevo mi casa a Miami. Es gente que tiene un trabajo y lo manejan por computadora. Y yo mi trabajo también lo puedo hacer en cualquier lugar.

El Divergente: Pueden tener una plataforma de turnos ¿Lo pensaron?

Danilo: Nosotros vamos a avisar por donde estaremos a través de Instagram. Son vacaciones de trabajo. Por ejemplo, en tres días más vamos a estar en Bariloche. Vamos a estar en lugares específicos. Tenemos ahorros, pero la idea es sustentar el viaje con trabajo.

El Divergente: ¿Cuánto cobrás por tatuaje?

Danilo: Lo que yo cobro es 1000 pesos el tatuaje mínimo. Después tenés 2500 pesos la hora de sesión. Entonces, un tatuaje mediano que puede llevar dos horas sale 5000 pesos, uno grande, 10000.

El Divergente: ¿Te vas a dedicar también al piercing y las aberturas?

Danilo: Si, esas actividades también. Usaremos espacios como las ferias de artesanos y artistas. Me pondré rastas para mimetizarme (risas).

El Divergente: ¿Te vas a llevar sillas o algún otro elemento para poder hacer tu trabajo?

Danilo: Pensé en llevar una banqueta de baterista, una cama que se hace sillón, armar una especie de carpa para trabajar fuera de la furgoneta. En cuanto a la provisión de electricidad tenemos una entrada de 220 voltios y otra de 12 que tiene la camioneta.

El Divergente: ¿Les gustaría decir algo más?

Danilo: El que realmente tiene un sueño como el que tenemos nosotros tiene que animarse. La gente nos pregunta como hicimos, que cuanto ahorramos, si gastamos mucho. Nosotros les decimos que nos llevó dos años y mucho trabajo nada mas. Fue un tiempo de mucho trabajo. Mucha gente nos ayudó, vio el proyecto y les interesó ayudarnos y darnos una mano. Siempre de forma desinteresada. Aportaron su granito de arena para terminar de armar la Traffic. Mucha gente se identifica con lo que hacemos porque tiene un sueño parecido. Han sido muchas personas las que nos ayudaron. Los nombraría pero son un montón. Ellos saben bien quienes son.

El Divergente: Todo Puerto San Julián te va a seguir.

Danilo: Ojalá que más gente conozca nuestro proyecto y se cope. También hay una red de campers en todo el país que es muy solidaria. Ahí la ayuda es mutua. Saben que a veces es incomodo y más si uno es principiante. Nos pasan toda la data sobre que es lo que se puede hacer que cosas no. Donde ir y donde no. Cómo hacer bien las cosas. Y ello nos ayudó para movernos mas eficientemente y ahorrar tiempo, comprar cosas recicladas y otras más caras. Hya que buscar comodidad también en esta nueva situación que estamos por empezar.

¡Muchos Éxitos Lourdes y Danilo!

Comments

comments