Cuánto gana una familia que vive de la ayuda social estatal

Un número importante de familias y habitantes perciben aunque sea alguna ayuda del estado en un marco de crisis pandémica y económica.
Un número importante de familias y habitantes perciben aunque sea alguna ayuda del estado en un marco de crisis pandémica y económica.

Debido a la pandemia y la crisis económica, los programas de asistencia social del gobierno nacional se han multiplicado.

Un sector de la población ve con recelo ello y se indigna por el hecho de que una familia, en el mejor de los casos, puede recibir hasta 72 mil pesos en ayudas estatales, pero ¿Todas las familias reciben ese monto?

Son frecuentes los mensajes por redes sociales y WhatsApp cuyo contenido estigmatiza la situación de familias que viven de la asistencia social del estado porque no tiene otra opción para sobrevivir o las otras alternativas son hurgar en la basura, trabajar a destajo por ingresos miserables o dedicarse al delito.

Estas cadenas frecuentemente apuntan a que dicho grupo poblacional, sumido en la pobreza y la precariedad, puede percibir hasta la suma de 72 mil pesos, aproximadamente, entre los distintos programas que ofrece el estado para cubrir la asistencia alimentaria y el desarrollo de los hijos.

No todas las familias perciben 72 mil pesos

Este dato es cierto, pero no es que todos lo grupos familiares reciben la misma suma. Sino que se trata de casos especiales en los que las familias cuenten con dos padres que reciban ingresos mensuales por el plan Potenciar Trabajo, una ayuda que se da a cambio de trabajar en algún emprendimiento o cooperativa del estado (por lo general provincial o municipal, $12 mil mensual cada una) o los movimientos sociales, una tarjeta alimentar ($12 mil mensuales en concepto de alimentos), y 3 hijos con AUH.

A las asignaciones por hijo ($4.496 mensual cada una) hay que agregar también un bono adicional para cada una de $7.083. De esta manera, la suma de montos quedaría de la siguiente manera:

3 pagos de la AUH: $13.488

3 bonos adicionales a la AUH: $21.249

2 pagos por Potenciar Trabajo: $25.272

1 pago de la tarjeta Alimentar: $12.000

Total: $72.009

Es necesario reiterar que se trata del tope máximo al que puede aspirar un grupo familiar con tres hijos. Si son más hijos, el ingreso por esta vía puede ser mayor. Si en una familia con un solo hijo o 2, hay que restar 1 o 2 asignaciones más sus correspondientes bonos.

Por lo tanto, es precipitado decir que todas las familias perciben sumas de 72 mil pesos o más, pues cada grupo familiar presenta una situación distinta.

Sinfín de grises

Quizás los padres o uno de ellos no estén anotados en el Potenciar Trabajo o haya algunos casos en que no se perciba la tarjeta Alimentar. Hay un sin fin de situaciones grises que no se enmarcan ni en el color blanco ni en el negro.

Así, los ingresos por ayuda social estatal para una familia pueden ir desde los 23 mil pesos si hablamos de una familia con un solo hijo en la que solo se percibe AUH y tarjeta Alimentar hasta los más de 70mil pesos si se habla de un grupo familiar numeroso. Se trata de un abanico amplio el existente en materia de percepción de ayuda del estado.

La necesidad de asistir

En el marco de la actual pandemia, y la crisis económica, estos programas de ayuda se han multiplicado, pues constituyen una asistencia vital para muchas personas y familias que no pueden acceder a un trabajo digno que les garantice un ingreso estable y que alcance.

El principal problema es que, a pesar de que la economía comienza mostrar signos de reactivación, la generación de empleos aún no llega a muchos de estos sectores pobres estatalizados o si llega, lo hace por medio de una oferta salarial paupérrima debido a las sucesivas devaluaciones de la moneda que impactaron en el abaratamiento de la mano de obra.

Enojo de la clase media

Por otro lado, es lógico que desde una porción de la clase media, que aporta una cantidad no menor de recursos a través de impuestos que van al financiamiento de estas iniciativas de ayuda, haya enojo o resentimiento (que también es explotado desde sectores que están en contra de los programas en cuestión).

Sin embargo, es importante saber que desactivar la asistencia es equivalente a posibilitar la explosión de una bomba de tiempo cuyas consecuencias sin difíciles de calcular. Millones de personas dejarían de percibir sus únicas fuentes de ingreso en muchos casos, y no cuentan con opciones que le transmitan algo de dignidad a sus vidas.

Respuesta política

Por el momento, la mayoría de la dirigencia política no ofrece respuestas o alternativas al respecto que no signifiquen el descarte de este sector poblacional para el cual la asistencia estatal representa un ingreso gravitante en sus economías.

Solo algunos sectores dentro del Frente de Todos han comenzado a discutir opciones que devengan en la generación de trabajo genuino por medio de la inversión privada y no por medio de una emisión monetaria que contribuye, también a devaluar más el peso con un Banco Central con pocos dólares que respalden su valor, pero aún hay mucho camino que correr y cables por desactivar en forma ordenada y programada.

Comments

comments