COVID-19: El Gobierno Nacional «recomendó» el cierre nocturno y dio carta blanca a los gobernadores para que lo manejen

El jefe de gabinete Santiago Cafiero, la viceministra de Salud Carla Vizotti y el ministro de Turismo Matías Lammens. Cortesía Telam.
El jefe de gabinete Santiago Cafiero, la viceministra de Salud Carla Vizotti y el ministro de Turismo Matías Lammens. Cortesía Telam.

Fue por la presión de las provincias en donde el sector privado tiene más poder de lobby, como Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Buenos Aires. Algunos prohibirán la circulación y otros la tolerarán pero cerrarán comercios.

Finalmente, luego del run run del día de ayer, el presidente Alberto Fernández decidió rebajar a recomendación lo que parecía algo inexorable, pues terminó sugiriendo que se restrinja la circulación nocturna de personas y dio potestad a las provincias para que manejen la medida a su conveniencia.

El relajamiento en la desición final fue producto de la oposición mostrada por algunos gobernadores de las provincias donde tienen un sector privado mas grande que las demás, como Córdoba, Santa Fe y Mendoza y, por ende, enfrentan un mayor poder de lobby.

En la provincia de Buenos Aires, si bien el gobernador Axel Kicillof acompaña un endurecimiento en la circulación nocturna, debe convivir con el disenso de un numeroso sector de comerciantes, en especial en la costa atlántica, que no tienen interés en cerrar sus comercios luego de un año ruinoso. Así, en este caso, la provincia delegó la potestad de decidir sobre esta medida a cada municipio.

En la Ciudad de Buenos Aires, por su parte, el intendente Rodríguez Larreta resolvería no intervenir en la circulación y enfocarse en reducir el horario de los bares y restaurantes así como en prestar atención al desarrollo de fiestas clandestinas.

En cuanto al resto, acompaña la medida, aunque quedará por verse si privilegiarán la circulación y solo se detendrán en cerrar comercios nocturnos o meterán también la libertad de movimiento en la misma bolsa.

También queda por verse en la provincia de Santa Cruz y en Puerto San Julián como serán interiorizadas y aplicadas las nuevas indicaciones. Más teniendo en cuenta que el territorio atraviesa una segunda ola de contagios, como el resto del país.

El Gobierno Nacional promulgó esta sugerencia por medio de un decreto en el que se establecen parámetros para que los gobernadores e intendentes puedan referenciar las respectivas situaciones de los territorios que gobiernan y saber cuando es necesario endurecer o suavizar las restricciones.

Así, la prohibición será necesaria cuando el numero de casos confirmados acumulados en los últimos días por cada 100 mil habitantes sea superior a 150 o el coeficiente entre los casos acumulados en los últimos 14 días y en los 14 días previos sea de 1,20.

Comments

comments