Clima frío potencia peligrosidad de rutas en mal estado

Camioneta golpeada por impacto con camión en ruta 3
Camioneta golpeada por impacto con camión en ruta 3.

Durante los inviernos, manejar por las rutas patagónicas se vuelve una tarea que requiere sumo cuidado si uno busca no sufrir accidentes.

El invierno no es una estación cordial para manejar en las rutas de la Patagonia, pues el frío potencia el mal estado en el que se encuentran.

Desde camiones que vuelcan a camionetas que resbalan debido a la escarcha, el abanico de momentos trágicos o al borde de la tragedia se multiplican debido al mal estado de las rutas y al clima.

Podemos poner como ejemplo a una camioneta de envíos que vino de Comodoro Rivadavia a San Julián, cuya parte trasera fue golpeada debido a haber chocado parcialmente con un camión estacionado a veinte kilómetros de Caleta Olivia, sobre la ruta 3.

El impacto se dio luego de que la camioneta resbalara sobre la carretera escarchada y empezara a oscilar de un lado hacia otro, sin que el conductor pudiera tener control sobre el vehículo.

Otro ejemplo es un camión de transporte pesado que volcó en la misma ruta, pero en el trayecto que une a Puerto San Julián y Comandante Luis Piedrabuena.

Muchas veces, por más precavidos que sean los conductores, los accidentes se dan porque el clima potencia las condiciones inviables de las carreteras.

De todas maneras, es preciso tomar cuidados como verificar el buen funcionamiento del parabrisas, pastillas de freno, correas y mangueras del vehículo, revisar que los neumáticos estén en buen estado e inflados, poner anticongelante o alcohol en el estanque que almacena agua para el limpiaparabrisas, desempañar los vidrios, chequear batería, aumentar distancia entre uno y otro vehículo, y circular a baja velocidad.

Comments

comments