Azuri cargó contra la familia que vive en galpón abandonado y dijo que los denunciará por usurpación

El secretario de Gobierno Andrés Azuri.
El secretario de Gobierno Andrés Azuri.

El secretario de Gobierno expresó en declaraciones radiales que la denuncia es acorde a lo que dice la ley, pero que el municipio piensa en el bienestar de los hijos de la familia.

La familia de Johanna rechaza las acusaciones del secretario en la que vinculan su accionar a intenciones de la oposición por generar problemas al municipio a cambio de favores.

El secretario de Gobierno y Acción Social, Andrés Azuri, habló hoy en la radio y dijo que el municipio denunciará penalmente a la familia de Johanna por ocupar el galpón abandonado en donde se encuentran resguardándose de los peligros de estar a la intemperie.

El funcionario municipal expresó que tomarán esa acción porque es lo que dice la ley. Sin embargo, agregó que es una prioridad que los hijos de la pareja se encuentren bien en medio de esa situación en la que busca criminalizar a los padres. Un mensaje a todas luces contradictorio.

Asimismo, el secretario apuntó a que detrás de la ocupación del galpón hay personas, las cuales no se animó a mencionar, que prometieron trabajo al jefe de familia para que ocuparan ese terreno inutilizado. Algo que fue desmentido por el mismo grupo familiar.

Para ensanchar las contradicciones, y rozando el cinismo, Azuri expresó que la denuncia será una mancha en el legajo del jefe de la familia a la hora de buscar trabajo ¿Cómo podrían estar bien los niños si su padre tendrá nulas posibilidades de acceder a un trabajo con ese antecedente penal encima?

La agresión emprendida desde la secretaría de Gobierno y Acción Social contra esa familia forma parte de una elucubración en la que Azuri piensa que la acción llevada a cabo por ellos, así como la ocupación en el barrio abandonado, forman parte de una operación política que pretende desestabilizar al gobierno local por medio de tomas de terrenos.

En ese mismo sentido, el secretario de Gobierno expresó que las tomas no son un reflejo de la pobreza y la situación económica en Puerto San Julián, reforzando así, tácitamente, la idea de la motivación política como forma de reducir una necesidad real de sectores de la población local por acceder a un techo y un trabajo.

Azuri también criticó al gobierno provincial por no ayudar de manera suficiente a desactivar las tomas en el barrio sin terminar. Al respecto dijo que prometieron asistencia pero cumplieron a medias. Por su parte, dijo que el municipio va a ayudar siempre y cuando terminen con las ocupaciones.

La pregunta es ¿Podrá el secretario ratificar sus dichos? ¿O reculará en su talante agresivo contra los que menos tienen? ¿Se animará a dar nombres de tremenda acusación o se esconderá debajo de una piedra al no tener evidencia?

Comments

comments