Aumentar salarios y bajar tarifas e impuestos, claves para mejorar la vida en Santa Cruz

El encarecimiento de los servicios públicos a afectado para mal la calidad de vida en Santa Cruz
El encarecimiento de los servicios públicos a afectado para mal la calidad de vida en Santa Cruz.

Luego de los resultados de las PASO, la gobernadora Alicia Kirchner decidió hacer borrón y cuenta nueva pidiendo la renuncia de todo su gabinete.

La reconfiguración de su gobierno debería estar direccionada a bajar el costo de los servicios públicos, la generación de empleo y propiciar el aumento salarial en los sectores más precarizados.

El gobierno de la provincia de Santa Cruz se encuentra en un momento de definición de cara a los meses que lo separan de las elecciones generales, donde competirán las cuatro listas que quedaron de las primarias.

El resultado adverso de las PASO encendió la luz de alerta en Río Gallegos. Como primer movimiento, Alicia Kirchner resolvió pedir la renuncia a todo el gabinete con el objetivo de analizar posibles reconfiguraciones en su interior, lo que indicaría un redireccionamiento del gobierno.

Economía, eje clave del redireccionamiento

La economía debería ser un punto sensible en este redireccionamiento, pues el electorado siempre vota con el bolsillo, y en los últimos 3 años ha sufrido un mayúsculo deterioro de su poder adquisitivo a manos de la inflación, la devaluación del peso y el aumento en los impuestos y servicios públicos.

Las medidas de Nación y Provincia durante la pandemia para inyectar dinero a las clases medias y trabajadoras han sido insuficientes, pues no han revertido estructuralmente la situación deteriorada que afrontan miles de familias respecto a sus cuentas y obligaciones financieras. Y ese empobrecimiento terminó siendo pagado electoralmente.

Ahora veamos cuales son los ejes de este empobrecimiento que deberían ser modificados en aras de recuperar votos y dinamizar aún más la incipiente recuperación económica.

Servicios públicos

El aspecto más urgente lo constituyen las tarifas de los servicios públicos, que en los últimos años han venido incrementándose de manera significativa.

En promedio, el costo para zonas residenciales de la electricidad varía entre 5 mil y 11 mil pesos, mientras que para comercios se ubica en el orden de los 6 mil pesos. Sumas que provocan más de un dolor de cabeza para las familias que todavía pueden costear tales gastos para una necesidad básica en el sur como lo es contar con luz y calefacción eléctrica.

Si el gobierno subsidiara aunque sea a los sectores más vulnerables y que menos pueden pagar este servicio constituiría un alivio que podría traducirse en más votos.

Salarios

Otro aspecto que puede abordarse es la cuestión salarial. No solo respecto a los trabajadores estatales sino también con los de otros rubros de la economía provincial, en especial los más desprotegidos y precarizados. Un desdoblamiento del salario mínimo dentro de la provincia podría tener un impacto sustancial en el presente de ese sector.

Ingresos brutos

A nivel impositivo los gastos para la clases trabajadora y media precarizada o comerciantes enmarcados en monotributo son significativos. Y más si al pago mensual de ese impuesto se le suma lo devengado en Ingresos Brutos provinciales, cuyo monto básico se ubica en 2.150 pesos.

El gobierno provincial debería contar con un margen para desdoblar el costo de este impuesto en el orden de subdividir a la sección que menos ingresos percibe de modo que, como mucho, pague solo la mitad del monto mencionado. De esta manera, las personas que perciben ingresos mensuales menores a 50 mil pesos evitan pagar esa suma exorbitante para su economía mensual.

Pymes y comercios

Así como se puede beneficiar a individuos y familias con ingresos bajos, también podría beneficiarse impositivamente a pymes para que, pagando menos impuestos, puedan contratar mas personal. Algo que contribuiría a dinamizar la economía provincial y no se dependería solo del estado o la minería, al menos en forma directa, para la generación de empleo.

El peronismo como única fuerza política capaz de revertir momentos de crisis

Se tratan de sugerencias que podrían traducirse en una mayor cantidad de votos para el oficialismo provincial. Un objetivo esencial es que la gente que no fue a votar a las PASO, lo haga por el Frente de Todos en Noviembre.

También se apunta a que los desencantados del gobierno que votaron por SER o por alguna de las listas de Cambia Santa Cruz, que solo sugieren como salida a la crisis una mayor austeridad económica, vuelvan a votar al peronismo en el poder.

El mismo peronismo que ha revertido otras crisis como la acontecida cuando Macri gobernó el país entre 2015 y 2019, la de 2001 y la de 1991, y ha sabido reconfigurar la matriz económica de Santa Cruz, al ubicarla como principal polo minero metalífero del país y una de los mayores economías generadoras de divisas.

Comments

comments