Apagaron los motores de la vieja usina de Puerto San Julián

El jefe de gabinete provincial Leonardo Álvarez pronuncia su discurso antes del apagado de motores.
El jefe de gabinete provincial Leonardo Álvarez pronuncia su discurso antes del apagado de motores.

La acción fue realizada en el marco de un reducido acto encabezado por la gobernadora, a distancia, y el jefe de gabinete provincial Leonardo Álvarez.

También estuvieron presentes el secretario general de AOMA Santa Cruz Javier Castro, el intendente Daniel Gardonio y el titular de SPSE Nelson Gleadell.

Hoy se llevó a cabo el apagado de motores de la vieja usina generadora de energía eléctrica en Puerto San Julián. La acción se enmarcó como una de las últimas acciones antes del traslado de la misma hacia otra ubicación fuera de la zona urbana de la localidad.

El acto estuvo encabezado por el jefe de gabinete provincial Leonardo Álvarez y la gobernadora Alicia Kirchner, quien se comunicó a distancia desde Río Gallegos.

También estuvieron presentes el presidente de SPSE Nelson Gleadell, el secretario general de AOMA Santa Cruz, Javier Castro, el intendente de Puerto San Julián Daniel Gardonio, la diputada por el pueblo de Puerto San Julián, Patricia Moreyra, los concejales Daniela Romillo, Pehuen Guerci, Mario Piero Boffi y Natalia Pedernera, el miembro del directorio de SPSE, Nicolás Michudis, el gerente distrital de la estatal, Martín Torres, funcionarios del gobierno local y trabajadores de la empresa estatal de servicios públicos.

Javier Castro, secretario general de AOMA Santa Cruz, habla con el directivo de SPSE Nicolás Michudis y el gerente distrital Martín Torres. Cortesía: AOMA Santa Cruz.

Leonardo Álvarez fue el primero en hablar. Agradeció a los vecinos del lugar donde funcionó la usina durante décadas por la paciencia en la espera por el ansiado traslado de la estructura. Se refirió a la mudanza de la fuente generadora de energía como algo beneficioso para los sanjulianenses.

El titular de SPSE, por su parte, se refirió al apagado de motores como un hecho histórico y un reclamo tanto social como medioambiental cumplido.

Hizo hincapié en que la usina tiene sesenta años de funcionamiento. Y en que cuando había sido instalada, no había nadie viviendo en la zona. La caracterizó así como testigo del crecimiento demográfico y urbanización de Puerto San Julián en los últimos 40 años, pues recién en los años ochenta dicho lugar comenzó a ser poblado gracias a los distintos proyectos urbanísticos implementados.

Gleadell expresó que el monto invertido por el estado en el traslado de la usina es de 30 millones de pesos, mientras que la inversión privada llega a los 24 millones de pesos mensuales. Asimismo, aseveró que mañana se retirarán los 4 motores.

La gobernadora Alicia Kirchner comunicó que una de las prioridades de su gobierno es el poner en marcha obras, como la del traslado de la usina, que beneficien a la gente.

Se refirió a la mudanza de la estructura como un salto importante, y afirmó que vivió en carne propia los ruidos emitidos por la usina en el barrio donde funcionó hasta esta semana.

Por último, dijo que no le gusta hablar de gasto social, sino que, cuando uno se refiere a las obras públicas, en especial las de impacto, prefiere categorizarlas como inversión social.

El intendente Gardonio, quien tampoco se encontraba en lugar, fue mas escueto y dijo que es un día de festejo y agradeció al gobierno provincial por el traslado de la usina.

Posteriormente a los discursos, los trabajadores de SPSE presentes en el acto procedieron a apagar los motores.

Uno de los trabajadores de SPSE procede con el apagado de motores de la usina. Cortesía: Prensa Gustavo Álvarez.

Comments

comments