AMUTMIN y AOMA Santa Cruz impulsan inclusión laboral de personas con discapacidad en Puerto San Julián

En el marco del Taller Incluirte, se capacitan futuros trabajadores para un emprendimiento de sublimación e impresión.

El secretario general de AOMA Santa Cruz y AMUTMIN, Javier Castro, expresó a El Divergente que más que un proyecto de inclusión laboral, es una iniciativa dirigida a cambiar la vida de personas.

Un proyecto revolucionario en materia de inclusión laboral toma forma en Puerto San Julián.

Se trata del Taller Incluirte, una iniciativa de AMUTMIN y AOMA Santa Cruz para integrar laboralmente a personas con discapacidad.

El objetivo de éste taller no es solo capacitarlos laboralmente para librarlos al excluyente azar del reducido mercado laboral sanjulianense, pues también contarán con una experiencia laboral asegurada y única.

La parte fundamental del proyecto es que estas personas puedan gestionar de forma integra un emprendimiento de sublimación y estampados que estará emplazado en San Martín y Rivadavia.

La capacitación así como el trabajo que desarrollarán allí se encuentra dividido en las siguientes etapas: sublimación, armado de cajas, sellado, cortado y atención al público.

Profesionales a cargo

Quienes se encargan del taller son Mónica Behm y Mónica de la Vega. 2 profesionales con experiencia en el trabajo con personas que tienen discapacidad.

El contacto entre estás profesionales y las personas que ahora integran el taller ya venía de tiempo atrás, con salidas a distintos lugares de la ciudad. Siempre con el objetivo de que tengan una vida más abierta a distintas experiencias antes que estar desanimados y sentirse hechos a un lado.

Entusiasmo compartido

Incluirte capacita a 10 personas de entre 22 y 50 años y, hasta el momento, los resultados son notables. El mejor de ellos es el entusiasmo demostrado por ellos al querer involucrarse en el proyecto.

Los padres de los jóvenes y adultos que asisten a diario allí coinciden en la mejoría experimentada por ellos. Pasaron de estar postrados y excluidos en una sociedad y una economía no muy dada a abrir sus puertas a ellos al entusiasmo de tener una razón por la cual salir de sus casas y sociabilizar con otras personas que los entienden y/o comparten vicisitudes.

Un proyecto para cambiar vidas

El secretario general de AOMA Santa Cruz y AMUTMIN, Javier Castro, fue quien propuso llevar a la práctica el proyecto. Pues se inspiró en experiencias similares que tienen lugar en otros puntos del país.

Castro expresó a El Divergente que más que un proyecto para insertar laboralmente a personas con discapacidad, Incluirte busca cambiar sus vidas para bien.

Asimismo, destacó la alegría de quienes participan, como a los padres en materia de contención y amor, y la experiencia de las profesionales que allí trabajan capacitando e integrándolos.

Comments

comments